Un total de 21 estados se han adherido al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que sustituye al desaparecido Seguro Popular —que atendía a personas sin ningún tipo de seguridad social—, informó Hugo López-Gatell, subscretario de Salud.

Durante la conferencia presidencial matutina, en la que se presentó el informe “El pulso de la salud”, sobre la situación del sistema de salud mexicano, el funcionario federal mencionó que sigue el diálogo con las 11 entidades faltantes.

Los estados que se han adherido al sistema son: Tabasco, Yucatán, Ciudad de México, Baja California, Oaxaca, Sonora, Puebla, Guerrero, Estado de México, Nayarit, Chiapas, Veracruz. Además de Colima, Hidalgo, Quintana Roo, San Luis Potosí, Zacatecas, Durango, Querétaro, Sinaloa y Tlaxcala.

Al respecto, López-Gatell indicó: “Les informó que seguimos avanzando con la adhesión de los estados al sistema integrado de salud para población no derechohabiente que coordina el Instituto de Salud para el Bienestar. tenemos 21 estados que han aceptado adherirse a este modelo. Hay 11 que todavía están en proceso y seguiremos avanzando en esta materia”.

Al corte, las entidades que no han firmado el convenio son Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Morelos, Tamaulipas y Aguascalientes.

El subsecretario también indicó que de los 19 estados donde operan los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS-Bienestar) 14 se han sumado a la nueva política en la materia.

“El IMSS-Bienestar está destinado a población no asegurada de modo que tenemos 19 estados en donde también tenemos infraestructura y personal que nos permite garantizar la atención médica y los medicamentos gratuitos para la población”, indicó.

Los estados adheridos son: Yucatán, BC, Oaxaca, Puebla, Guerrero, Edomex, Nayarit, Chiapas, Veracruz, Hidalgo, SLP, Zacatecas, Durango y Sinaloa.