La secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, afirmó ante Diputados que en los tres años que va de este gobierno y resultado de las acciones de inteligencia, han sido detenidos 2,553 personas relacionadas a la delincuencia organizada, de los cuales, 879 son denominados como “objetivos criminales generadores de violencia”, de los cuales 579 han sido detenidos este 2021, vinculados a los cárteles de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación, Santa Rosa de Lima, Guerreros Unidos, Los Rojos y Los Viagras.

Además de que se han bloqueado 44,603 cuentas bancarias por la Unidad de Inteligencia Financiera.

“Hemos decidido estar del lado correcto, del lado de los mexicanos, y pintar la raya frente al crimen. Tengan la certeza que de mi parte y mi equipo cercano no hay ni habrá pactos abominables con el crimen organizado, ni actos fuera de la ley, y si algún servidor público traiciona este compromiso con la Nación, desde ahora le digo que tendrá que enfrentar la justicia, porque no vamos a encubrir a nadie”, subrayó.

La titular de la SSPC (Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana) también destacó la estrategia de prevención del robo de hidrocarburos, ello al pasar de 74,000 barriles que se robaban diario en diciembre de 2018, a 4,000, “es decir, 94.5% menos de incidencia de este delito”.

“Abrazos no balazos”

La funcionaria apuntó que la estrategia de “abrazos no balazos” ha logrado reducir los índices de homicidio.

En su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados, con motivo de la Glosa del Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la funcionaria federal añadió que esta administración no usa las fuerzas de seguridad contra la ciudadanía “ni caeremos en el imperdonable error de culpar a las víctimas de su muerte”.

Mientras que la política de “abrazos no balazos, es sinónimo del uso de la inteligencia, abrazos no balazos nos ha permitido que no haya más decesos de personas inocentes”, sostuvo.

Por su parte, legisladores de oposición cuestionaron a la funcionaria federal sobre la estrategia de seguridad del presidente López Obrador, ello al calificarla como algo fundado en ocurrencias.

El diputado Román Cifuentes Negrete (PAN) dijo que la estrategia de la actual administración en materia de seguridad, representa una causa de dolor y muerte para las familias que padecen los efectos del crimen organizado.

“La estrategia improvisada del gobierno parece más estar fundada en ocurrencias y caprichos”, dijo.

El diputado Agustín Carlos Basave Alanís (MC), por su parte, externó que hay “una crisis de seguridad en el país y no debemos perder nuestra capacidad de asombro. México desde hace muchos años tiene niveles de violencia similares a los de países que están en guerra, es una tragedia por donde se le vea”.

Resaltó que en materia de seguridad “necesitamos una estrategia proactiva, no reactiva” y consideró que “no podemos recuperar la paz sin el fortalecimiento de las policías municipales, de las policías locales”.

A su vez, el diputado Francisco Javier Huacus Esquivel (PRD) señaló que “la violencia se ha manifestado en dos formas: la inseguridad que vive la población y el auge del narcotráfico; hemos superado los 100,000 muertos, los 100,000 desaparecidos e incontables desplazamientos forzados”.

Ante estas acusaciones, la funcionaria federal exhortó a todos los grupos parlamentarios para unirse y emitir propuestas legislativas que permitan atender de una manera más rápida el problema de inseguridad que atraviesa el país.

Apuntó que como primera mujer al frente de la SSPC, le han dado mucha prioridad a atender la prevención y atención a los delitos en contra de las mujeres. “Es una prioridad para la Secretaría de manera que las mujeres y niñas en el país tengan ese derecho a una vida libre de violencia".

rolando.ramos@eleconomista.mx