El presidente Enrique Peña Nieto sugirió al candidato ganador de las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, aceptar la seguridad federal, diferente al Estado Mayor Presidencial (EMP).

“Él me hizo ese planteamiento. Le dije que voy a analizarlo. Fue un buen gesto de su parte. Además, él actúa en el interés de que se proteja a quien va a ser el jefe del Estado mexicano”, expresó.

“Yo he sostenido que me cuida la gente, que me cuida el pueblo, que el que lucha por la justicia no tiene nada qué temer. Y quedé en resolver sobre este tema”, indicó.

López Obrador dijo que analizará esa sugerencia que le hizo Peña Nieto. “No lo tengo todavía resuelto, no lo tengo definido. De modo que vamos a seguir así, me va a cuidar la gente y ustedes me van a estar procurando, porque yo quiero mantener la comunicación con ustedes (los reporteros) y van a actuar de manera ordenada, como lo han hecho, sin apachurrar”, aseveró.

En conferencia de prensa en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, López Obrador aclaró que el presidente Peña le ofreció no el resguardo del Estado Mayor Presidencial sino de cualquier otra institución.

“Él me ofreció no la protección con el Estado Mayor Presidencial. Con cualquier organismo o corporación”, dijo.

El candidato presidencial ganador dijo que se mantiene firme en su idea de incorporar al Estado Mayor Presidencial a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Son decisiones que ya tomamos, que se van a llevar a cabo. No va a desaparecer el Estado Mayor Presidencial. Se va a incorporar a la Secretaría de la Defensa por completo. Ya no va a estar encargado de custodiar al presidente de la República”, afirmó.

Se genera caos

A su llegada a Palacio Nacional, para el encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto, una multitud se arremolinó en torno al vehículo que transportaba a López Obrador.

Cuando elementos del Estado Mayor Presidencial abrieron la puerta Mariana, de Palacio Nacional, se generó un caos, porque los simpatizantes del candidato intentaron ingresar, mientras los elementos del Estado Mayor luchaban por contener, entre gritos y empujones.

Mientras tanto, López Obrador insistió en que no aceptará el resguardo del EMP.

jmonroy@eleconomista.com.mx