Estados Unidos y México protagonizaron una súbita escalada de tensiones.

Por la mañana, Donald Trump sugirió al mandatario de México, Enrique Peña Nieto que cancelara su visita a Washington si no quería pagar el muro que ha prometido construir en la frontera entre los dos países. El mandatario mexicano lo hizo así más tarde.

Si México no quiere pagar el muy necesario muro, mejor que se cancele la próxima visita , expresó el presidente estadounidense en Twitter, en referencia al encuentro pactado para el próximo 31 de enero.

En un discurso ante dirigentes del Partido Republicano reunidos en Filadelfia, Trump dijo que celebrar ahora una reunión con su homólogo mexicano sería estéril .

Mientras México no trate a Estados Unidos de manera equitativa y con respeto, una reunión es estéril , afirmó Trump, quien agregó que anular la visita había sido una decisión conjunta.

Según Trump, Estados Unidos tiene un déficit comercial con México del orden de 60,000 millones de dólares anuales.

Ha sido un acuerdo de un solo lado desde el inicio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, con enorme número de empleos y empresas perdidas , detalló el mandatario estadounidense.

Trump aseguró que su gabinete trabaja en un proyecto de reforma fiscal que reducirá el déficit comercial, incrementará las exportaciones estadounidenses y generará ingresos desde México que pagará por el muro, si decidimos tomar esa ruta .

Durante la jornada, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, señaló a la prensa que buscarán reprogramar en el futuro la reunión entre ambos mandatarios.

El cruce de declaraciones ríspidas entre presidentes, que tienen las redes sociales como principal escenario, es algo inédito en las relaciones de ambos países, que durante las últimas dos décadas habían disfrutado de unas relaciones estratégicas a pesar de algunos altibajos.

La tensión comenzó a aumentar el martes por la noche cuando en vísperas de la primera visita de miembros del gabinete de Peña Nieto a Washington, Donald Trump anunció que aprobaría en esa jornada las polémicas medidas migratorias y la construcción del muro fronterizo.

El miércoles, Peña Nieto endureció su tono, reprobó la construcción del muro y aseguró que México ofrece y exige respeto .

A la mañana siguiente llegaron los tuits de Trump, de alguna manera, adelantándose a la cancelación oficial del encuentro con su homólogo mexicano.