El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, a través de Carol Antonio Altamirano, propone que el gasto para seguridad pública que se aprobará como parte del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal del 2013 se asigne con base en resultados.

Y es que a la fecha, explicó el Secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara Baja, los recursos destinados a combatir la inseguridad no han logrado cambiar la realidad en que viven los mexicanos.

El gasto en seguridad pública ha tenido un crecimiento, año con año, y no se ha frenado la incidencia delictiva , completó.

Detalló luego de que durante las administraciones federales encabezadas por el PAN el presupuesto del Ramo 36 destinado a la seguridad pública se disparara de 9,274 millones de pesos en el 2000 a 40,536 millones de pesos en el presente año.

De ahí la urgente necesidad, dijo, de que el presupuesto que se asignará para el combate de la delincuencia el próximo año se determine tras el análisis exhaustivo respecto del uso de los recursos.

En opinión de Antonio Altamirano, si no se justifica y garantiza el gasto eficiente en materia de seguridad lo procedente debe ser redireccionar los recursos públicos para asegurar una utilización adecuada de los mismos.

El perredista destacó que solamente con cifras reales sobre el gasto en el citado rubro y los resultados alcanzados se podrá cotejar el éxito o fracaso en el combate al flagelo de la inseguridad.

Hizo votos porque el nuevo gobierno federal, que habrá de encabezar el priísta Enrique Peña Nieto, modifique la estrategia de seguridad diseñada por la actual administración que encabeza el panista Felipe Calderón Hinojosa, ya que pese al incremento del gasto para hacer frente a la delincuencia los resultados son muy pobres.

[email protected]