Las elecciones se caracterizarán por la participación de muchas mujeres, un hecho que establecerá una agenda en la cual el tema de los derechos y la igualdad femenina es casi obligatorio para los candidatos, expuso la excandidata presidencial Patricia Mercado.

Explicó que el gobierno y los políticos mexicanos no deben establecer cómo introducir la equidad de género, pues la agenda está dada. El asunto, dijo, es cómo se va a instrumentar a partir de un nuevo entramado institucional.

Los candidatos entrarán a una campaña en la que el Artículo 1 de la Constitución reconoce los derechos humanos y la igualdad para las mujeres. El marco legal existe y el Estado es responsable de garantizar la no discriminación. Lo peor que podría hacerse, en palabras de Mercado, es repetir el discurso.

México es el tercer país más desigual del mundo. La democracia existe, pero no la democracia de ciudadanía, enfatizó.

Para que las mujeres accedan a sus derechos en igualdad de condiciones se requiere mayor empoderamiento económico y político.

Se requiere una agenda de conciliación familia-trabajo; es decir, no se puede seguir responsabilizando a las mujeres del cuidado de los vulnerables. Ésta es una responsabilidad de Estado .

La titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Rocío García, expuso que para una verdadera democracia se necesitan más mujeres en la toma de decisiones pues, aunque hay avances, aún existe rezago.

[email protected]