En el seno del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) se buscará construir una propuesta común de protección electoral.

Al proyecto del PRI, presentado en la víspera, se le sumó al menos el planteamiento de Acción Nacional. Tras un receso en la sesión ordinaria, y una discusión prolongada, los consejeros determinaron posponer la construcción de un documento único.

Ayer, el PAN presentó su proyecto de protección, un borrador de acuerdo del Consejo General del IFE que respalda medidas de fiscalización e incluye controles de confianza para aspirantes a un puesto de elección popular -anunciados por Gustavo Madero.

Los panistas plantean que los partidos permitan que los candidatos se sometan a controles o pruebas de confianza, psicológicas, toxicológicas y poligráficas en centros acreditados por el Sistema Nacional de Seguridad, en una muestra representativa seleccionada por el IFE y de manera aleatoria.

Los partidos políticos vigilarán escrupulosamente la identidad de los aportantes en dinero y de los propietarios de los bienes recibidos en especie; el origen y flujo del dinero en efectivo legalmente permitido, y el listado de proveedores que vayan siendo contratados durante el proceso electoral.

Asimismo, los partidos procurarán políticas de financiamiento y gasto tendientes a disminuir el uso del dinero en efectivo , retoma Acción Nacional del acuerdo del PRI.

También coincide con establecer estrategias de propaganda y comunicación responsable, con el fin de evitar señalamientos sin sustento que impliquen calumnias respecto de involucramiento y participación de partidos, militantes o candidatos en actividades ilícitas.

El consejero Sergio García coincidió con el consejero presidente Leonardo Valdés respecto de que el Instituto no podía asumir obligaciones más allá de las atribuciones que la ley le confiere.

Sería una delicada responsabilidad más propia del gobierno de la República que del Instituto Federal Electoral, pero también me preocuparía que los partidos políticos asumieran compromisos que no están en condiciones de satisfacer plenamente .

Se pronunció por no poner sobre los hombros del IFE o de los partidos la enorme carga de combatir el crimen organizado, cuando pretende intervenir en procesos electorales. En tanto, el consejero Francisco Guerrero dijo que la autoridad electoral no realiza funciones de policía.

La representación del PRI, encabezada por Sebastián Lerdo de Tejada, cuestionó que el análisis del documento planteado por su partido fuera pospuesto, ya que se remitió el 13 de enero, al tiempo que indicó que no eran ocurrencias de último minuto.

Asimismo, acusó a la derecha de querer boicotear el acuerdo, pues presentó su propuesta en la sesión de ayer y retrasó el debate.

En respuesta, el representante panista, Guillermo Bustamante, señaló al tricolor como responsable en la Cámara de Diputados de no aprobar las reformas en materia penal que blindan los comicios de la injerencia del crimen organizado.

PROPUESTA DEL PAN

Que los candidatos se sometan a controles de confianza, psicológicos, toxicológicos y poligráficos en centros acreditados por el Sistema Nacional de Seguridad.

PROPUESTAS DEL PRI

Que cada partido tome medidas para garantizar que sus precandidatos y candidatos tengan una trayectoria honorable y transparente, sin nexos con actividades ilícitas, y que den a conocer su declaración patrimonial.

Entregar al IFE de un listado de personas políticamente expuestas.

Comunicar al IFE y denunciar ante las autoridades competentes cualquier anomalía, amenaza o situación que indique injerencia ilícita o que ponga en riesgo la legalidad y seguridad de los procesos electorales o de cualquier precandidato, candidato, militante, simpatizante o autoridad electoral.

Redoblar medidas internas para fiscalizar las fuentes de ingreso y destino del gasto de los precandidatos, candidatos y estructuras nacionales, locales, distritales o municipales.

Establecer estrategias de propaganda y comunicación responsable para evitar señalamientos sin sustento.

PROPUESTAS DE LEONARDO VALDÉS

Retirar las propuestas en las cuales el IFE no tiene competencia.

Avanzar por la ruta del principio de publicidad que sustenta la transparencia de los procesos.

Recuperar la experiencia de fiscalización del IFE.

Avanzar en la ruta de control interno para revisar las fuentes de ingreso y gasto de precandidatos, candidatos y partidos.

[email protected]