El Comisionado general de la División Científica (policía cibernética) de la Comisión Nacional de Seguridad, Ciro Humberto Ortiz Estrada, dijo que durante la presente administración se han atendido 37,000 denuncias ciudadanas, de las cuales 52% es por delitos por medios electrónicos, principalmente fraude y amenazas.

En el caso de delitos contra la seguridad informática, 42% es malware y phishing, en sus principales afectaciones, y contra menores, 6.6%, principalmente pornografía infantil y amenazas a menores , detalló.

Durante su participación en la conmemoración del Día Internacional de Protección de Datos Personales, dijo que muchos de estos ataques cibernéticos lo que buscan es vulnerar los sistemas y de esta forma tomar ventaja de la información que de ahí se puede sustraer.

Prácticamente cada uno de estos delitos, incidentes cibernéticos, está asociado de alguna manera al robo de información o de identidad, en sus diferentes modalidades de forma de operar de los delincuentes , puntualizó.

Ortiz Estrada destacó que la Policía Federal ha desactivado 9,620 sitios apócrifos, lo que evitó pérdidas económicas en un estimado de alrededor de 2,000 millones de pesos.

En tanto, Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), informó que el robo de identidad se ha venido incrementando, ya que en el primer semestre del 2015 sumaron 28,258 reclamos por esta problemática, superando las 50,000 denuncias al cierre del año.

Dijo que entre las medidas de protección que se pueden implementar está evitar realizar operaciones de banca por Internet en zonas de conexión pública, ya que de esta manera se están exponiendo las claves, los NIP y datos personales.

Además de no tirar estados de cuenta, pues éstos deben ser destruidos, y verificar periódicamente el Buró de Crédito, ya que es el mecanismo hoy más eficiente para detectar a tiempo un posible robo de identidad .

Di Costanzo destacó que en julio, de acuerdo con reportes de la Condusef, estos delitos han ocasionado daños a los usuarios de servicios financieros por más de 150 millones de pesos.

[email protected]