En el marco de la conmemoración del día internacional contra la corrupción, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) refirió que en México 56.7% de población de 18 años y más considera que la corrupción es uno de los problemas más importantes que enfrenta la entidad federativa donde reside, sólo por detrás de la inseguridad y la delincuencia.

Con datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental y el Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario, el órgano estadístico mencionó que la proporción de población que piensa que la corrupción es un acto frecuente en su entidad federativa pasó de 83% en el 2011 a 91.1% en el 2017.

En este último año, 14.6% de la población adulta que tuvo contacto con un servidor público registró algún acto de corrupción. En este contexto, el Inegi indicó que hasta el 2018, 17 entidades contaron con un plan o programa anticorrupción; nueve indicaron estar en proceso de integrarlo y seis señalaron no contar con uno.

A nivel nacional, durante el 2017, el contacto con autoridades de seguridad pública, permisos relacionados con la propiedad o trámites ante el Ministerio Público (MP) fueron los espacios donde se observaron mayores casos de corrupción.

Un estimado de 59.5% de las personas que tuvieron contacto con autoridades de seguridad pública reportó algún incidente de cohecho; 30.7% de las que tramitaron permisos relacionados con la propiedad y 25.1% de las que realizaron trámites ante el MP.

Asimismo, en el 2018, las contralorías de la administración pública de las 32 entidades del país recibieron un total de 53,762 quejas o denuncias por la actuación indebida de los servidores públicos, lo que significa una tasa nacional de 2.1 denuncias por cada 100 servidores públicos de las administraciones públicas estatales.

Sonora, México, Aguascalientes y Oaxaca fueron donde se observaron las tasas de denuncia más altas en el país.

Derivado de estos actos, indicó el Inegi, se iniciaron 11,193 investigaciones por la presunta responsabilidad de faltas administrativas, que representaron 59.3% del total de investigaciones iniciadas en el 2018, a lo que se suman 5,295 (28%) de investigaciones producto de auditorías y 2,401 (12.7%) denuncias iniciadas por oficio.

Específicamente, cinco entidades (Ciudad de México, Jalisco, Guanajuato, Oaxaca, Hidalgo) concentraron casi 50% de las investigaciones iniciadas en el país.

El año pasado, en México fueron sancionados un total de 6,988 servidores públicos en 27 entidades, 70% de los cuales se concentraron en: Ciudad de México, Edomex, Chiapas, Oaxaca y Sonora.

El peculado fue el delito por el que hubo más servidores públicos implicados, con más de 100 servidores denunciados. “A manera de aproximación, por cada 100 denuncias (...) en el 2018 hubo 13 servidores públicos sancionados”, detalló el Inegi.

[email protected]