La directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum, manifestó su preocupación de la implementación de las fuerzas Armadas en la creación de la Guardia Nacional, ya que se debe fortalecer antes a los elementos policiacos.

Durante el foro Seguimiento y atención a las recomendaciones internacionales en materia de derechos humanos, en la Cámara de Diputados, Reneaum añadió que los diputados en la discusión de la creación de la Guardia Nacional deben tomar en cuenta la opinión de diversos grupos sociales y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que han manifestado su preocupación en la ampliación del rol de las Fuerzas Armadas en la sociedad.

Dijo que la inquietud es el sometimiento de la autoridad civil al mando militar, lo cual incluso puede aumentar el nivel de violencia en el país, “por lo que le tocará a los diputados discutir el tema desde una valoración crítica, pues en el contenido de la ley no existe una perspectiva para fortalecer a los cuerpos policiales”.

En ese sentido, informó que México ha recibido más de 2,000 recomendaciones en materia de derechos humanos; agregó que el asunto de la prisión preventiva oficiosa es otro tema que deben discutir los legisladores.

“Esperamos que los diputados den un nivel de discusión (en la Guardia Nacional) que nos deje satisfechos y con la sensación de que se respeta la Declaración Universal de los Derechos Humanos y las recomendaciones de los organismos internacionales”, expuso.

Asimismo, el presidente de la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas, Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez, señaló que México ha firmado 49 tratados, acuerdos y protocolos internacionales relacionados con diversos aspectos de derechos humanos. Sin embargo, en las últimas décadas el Estado mexicano ha fallado en su compromiso por salvaguardar estas garantías de los mexicanos.

En ese sentido, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos (Morena) de la Cámara de Diputados, Hugo Rafael Ruiz, recordó que tanto las organizaciones como los representantes políticos han realizado trabajo en favor de las garantías, por eso es necesario resaltar lo que se ha hecho y en qué se ha avanzado.

Reconoció que “no hemos terminado”, en la atención a las recomendaciones que han hecho organismos internacionales, pero que hay avances y oportunidades de mejorar.