Ante la aparición de la variante Ómicron, especialistas consideraron que si bien ningún país se encuentra preparado para afrontar la mutación del virus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad de Covid-19, el gobierno federal debe enfocarse en acelerar la aplicación de vacunas en nuestro país.

“Todavía tenemos una gran proporción de gente que no se ha inmunizado (natural o con vacuna) y eso es un riesgo. Es muy importante enfatizar la vacunación, que se aumente la velocidad, ha disminuido notoriamente la intensidad de la oferta de vacunas, entiendo que haya una amplia reserva de dosis, pero tenemos que estar en este momento con una campaña muy intensa con múltiples centros de vacunación abiertos para los grupos que se han decidido como prioritarios para este momento”, opinó Samuel Ponce de León.

El coordinador del Programa Universitario de Investigaciones de Salud de la UNAM indicó que tal vez es buen momento para aplicar terceras dosis para personas de alto riesgo y “completar las dosis de aquellos que tienen otras vacunas, como el caso de Cansino que requiere una segunda, ya está muy claro fundamentalmente”.

Hasta ayer, según información de la Secretaría de Salud federal (SSA), 76 millones 685,147 personas fueron reportadas como vacunadas, de este total, 64 millones 971,111 tienen el esquema completo, es decir, 85% de la población de 18 años en adelante.

Sin embargo, si se toma en consideración a toda la población de nuestro país, que son un poco más de 126 millones, sólo se ha inoculado a la mitad de ésta, como lo manifestó hace unos días la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Veracruz son las entidades que se encuentran abajo de 75% de la cobertura por entidad en población con al menos una dosis y sólo la CDMX tiene 100% en este rubro.

En cuanto al total de dosis recibidas desde el 23 de diciembre del año pasado, las autoridades de salud informaron que se tienen 174 millones 646,365 dosis, de las cuales 93,474 han sido catalogadas como “perdidas” y 132 millones 422,896 han sido aplicadas. Es decir, 42 millones 129,995 de dosis se encuentran sin usar.

Por otro lado, se espera un total de 4.1 millones de dosis nuevas de Pfizer y AstraZeneca que llegarán durante esta semana.

Prende alarmas

Por su parte, Malaquías López Cervantes, académico del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM consideró que las variantes como la Ómicron, pueden correr muy rápidamente en los países. Además consideró que el alza de contagios en el norte del país podría deberse a la apertura de la frontera.

“Efectivamente, creo que antes de que se comenzara a hablar de Ómicron ya se estaba hablando de incremento de casos en la esquina noroeste de México, tarde que temprano los movimientos poblacionales acarrean contagios hacía otras regiones del país y podemos ver cómo se van encendiendo la cuarta ola en todas las entidades federativas”, detalló.

El especialista aseguró que nuestro país no está bien posicionado ante la nueva variante localizada en Sudáfrica, ya que consideró que no se ha hecho ningún preparativo diferente durante toda la pandemia. “Se ha dejado correr libremente el contagio y lo único que se pretende es atender a los muy enfermos cosa que ha resultado poco útil”.

Consideró que la evidencia que se ha recabado en torno a la nueva variante es muy poca, sin embargo, indicó, la mutación podría afectar a los anticuerpos monoclonales, esto quiere decir que los medicamentos “que tanto se celebraron recientemente que habían sido desarrollados, pues pueden ser superados por esta variante; pasar por encima de esa protección.

No quiere decir que sea igual en todas la vacunas, pero sí las pone en riesgo, y sí pone en una situación comprometida a quienes la hemos recibido”, dijo. 

El especialista añadió que si llegara a aparecer esta nueva ola se observará un nuevo repunte tanto de contagios como de muertes. “No podemos pensar que va a ser igual que hace un año, pero sí decir que van a aumentar”.

Por su parte, Alejandro Macías, excomisionado nacional para combatir la influenza A (H1N1) en el 2009 indicó que si se concreta la información que fluyó en el país africano, significaría que la nueva variante va a sustituir a la variante Delta.

“Si ese es el caso, México y todo el mundo va a sufrir el embate de la variante Ómicron, nos faltaría todavía por ver qué tan grave serían los cuadros clínicos; qué tan bien responderían a las vacunas, qué tan diferentes serían clínicamente los pacientes, cómo responderían a las herramientas terapéuticas que tenemos actualmente (...) hay mucha información que tenemos que saber todavía para ver para a dónde vamos”.

Los tres especialistas solicitaron a la población en general que no baje la guardia ya que “esto aún no ha terminado”, que se continúe el uso de cubrebocas en todo espacio cerrado, evitar los tumultos, ventilar lo espacios cerrados y vacunarse en cuanto se pueda.

Presentará hoy informe sobre mutación de SARS-CoV-2

Descarta AMLO cierres por nueva variante de Covid-19

“No hay elementos para preocuparnos, no hay motivos de riesgo”, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que la variante Ómicron representa un riesgo muy alto de expansión en el mundo y podría generar nuevos picos de contagios.

Cuando se le cuestionó sobre la posible aplicación en México de dosis de refuerzo como ya se hace en otros países, el mandatario federal dijo que el 1 de diciembre, durante su informe en el Zócalo, hará un anunció sobre vacunación.

Sobre un posible cierre de actividades para evitar contagios, el mandatario federal lo descartó: “no, no tenemos ese pronóstico, pensamos que nosotros hemos avanzado mucho en la vacunación y que seguimos vacunando, y vamos a intensificar todo el programa de vacunación”.

Durante su conferencia de prensa matutina, que esta vez se realizó en Oaxaca. López Obrador dijo que no hay evidencia que demuestre que Ómicron, la nueva variante del coronavirus, puede provocar mayor daño a las personas.

“Decirles a todos los mexicanos que estamos llevando a cabo un seguimiento, que no hay elementos para preocuparnos, no hay motivos de riesgo, de acuerdo a los reportes que me han entregado los especialistas”, dijo.

Expresó que hoy , durante su conferencia matutina, se presentará un informe sobre lo último que se conoce de la variante.

“No hay todavía información sólida si esta variante es más peligrosa que las otras variantes (...) Tampoco hay información, esto debe de quedar así, muy claro, que las vacunas no sean efectivas para enfrentar esta variante. No se puede decir: las vacunas no sirven; al contrario, lo que está demostrado, comprobado, es que lo mejor es la vacuna para prevenir”, refirió. (Jorge Monroy)

ivan.rodriguez@eleconomista.mx