La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) cuenta con diversos retrasos en la designación para elegir a los siete integrantes de la Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción local a pesar de haber emitido la convocatoria a principios de este año.

El pasado 12 de marzo el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción aseguró que la Ciudad de México es la que tiene las mayores deficiencias en su sistema.

Cabe mencionar que tanto el Sistema Anticorrupción de la Ciudad de México como en otros estados del país entró en vigor el 19 de julio del 2017, como parte de lo estipulado en la reforma constitucional.

Después la publicación en la Gaceta capitalina de las 11 leyes que componen el Sistema Local Anticorrupción el pasado 1 de septiembre del 2017, el recinto legislativo tenía previsto 90 días para aprobar la designación de la mayoría de los 162 puestos del sistema.

Sin embargo, este proceso quedó en la congeladora.

Sobre el pilar del esquema, el fiscal anticorrupción que investigará y perseguirá las denuncias, tendrá una duración de siete años en el cargo, y será elegido mediante la aprobación por mayoría simple de la Asamblea Legislativa y derivado de una terna propuesta por el jefe de Gobierno. Sin embargo, ésta no se ha presentado en el tiempo previsto ni por Miguel Ángel Mancera como tampoco por el actual mandatario capitalino, José Ramón Amieva.

Asimismo, el Instituto de Transparencia de la Ciudad de México lleva más de 50 días sin tener un pleno completo, ante la falta de designación de comisionados que también están a cargo de la ADLF.

Ello a pesar de que emitió desde el 28 de diciembre del 2017 la convocatoria para cuatro de las cinco personas que deben integrar el pleno del órgano de transparencia capitalino.