En los últimos años, Acción Nacional se volvió un partido de cúpulas, que se apartó de sus principios, que dinamitó su vida interna y que dejó de conectar con la ciudadanía; gran parte de ese daño fue causado por la ausencia de un verdadero dirigente, pues Ricardo Anaya se concentró en la construcción de su candidatura a la Presidencia de la República y no en fortalecer al blanquiazul. Por ello, creer que un anayista representa la vía de cambio es equivocado, planteó Manuel Gómez Morín Martínez del Río.

En entrevista, el aspirante a la dirigencia nacional y nieto de uno de los fundadores del PAN, Manuel Gómez Morín, aseveró que es un riesgo que el mismo grupo se mantenga a la cabeza del Comité Ejecutivo Nacional.

“El PAN va a seguir no solamente igual, sino peor, porque haber perdido en el 2018 significa que las cosas no se están haciendo bien en Acción Nacional. Si pretendemos que gente que viene del mismo grupo haga bien las cosas, estamos perdidos. Con la continuidad, el PAN estaría en riesgo de desvirtuarse completamente y dejar de ser un instrumento útil para la sociedad”, refirió.

Expuso que su interés en participar en la contienda interna responde a brindarle no una alternativa más a los más de 280,000 militantes panistas, sino la alternativa para que el partido salga de la crisis en la que se encuentra.

Nos juntamos un grupo de panistas que no estamos vinculados con la cúpula, ni con los gobernadores, ni con ninguno de los actuales dirigentes, para encontrar no una vía, sino la vía, porque lo que estamos viendo son simples desfiguros de lo que pudieran ser unos contendientes a la presidencia de Acción Nacional. Digo desfiguros, porque representan la antidemocracia, el oportunismo, representan un sectarismo y porque representan la corrupción.

En ese sentido, planteó que el respaldo, que ofrecieron nueve de 12 gobernadores panistas a la postulación de Héctor Larios y Rafael Moreno Valle como presidente y secretario general del PAN, es un pésimo mensaje, porque se configura la idea de que en ellos recaerá la decisión de elegir al próximo dirigente, cuando son los militantes quienes tienen esa facultad.

Su postulación, dijo, es apoyada por un grupo de la época en la que el PAN enamoraba a la gente y la convencía, en la que se lograron triunfos a partir de ese convencimiento y enamoramiento. Entre ellos, se encuentran el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, los exgobernadores Francisco Barrio (Chihuahua), Fernando Canales (Nuevo León), Patricio Patrón (Yucatán), José Guadalupe Osuna (Baja California), así como el exdirigente nacional del PAN Gustavo Madero Muñoz.

El PAN se desdibujó

El político panista señaló que el mensaje de la ciudadanía hacia esa fuerza política el pasado 1 de julio fue: “No me convenciste, no me llegaste, no conectaste conmigo”. Expuso que parte de ello lo explica haberse apartado de sus principios, volverse un partido de cúpulas e incluso haber recurrido a una alianza innecesaria con partidos como el PRD y Movimiento Ciudadano, que en suma han desdibujado al panismo.

“Se volvió un partido muy pragmático en lo que lo único importante era ganar elecciones sin importar con quién y cómo. En el que el poder y el dinero se convirtieron en fines en sí mismo, el PAN se convirtió en un partido de cúpulas donde las cúpulas son las que deciden y no dejan participar a la militancia”, manifestó.

Desde su perspectiva, lo que más ha dañado al partido en los últimos años fue la dirigencia de Anaya, porque el político queretano se dedicó a construir una candidatura a la Presidencia de la República y no a fortalecer el partido.

“El partido lleva tres años sin presidente, la presidencia de Ricardo Anaya no fue presidencia. En el 2015, se le eligió como presidente, en un momento en que el partido necesitaba una presidencia que trabajase en fortalecerlo; en lugar de eso, Anaya trabajó en pro de una candidatura propia, eso dañó mucho el partido”.

Manuel Gómez Morín Martínez del Río

• Nació el 1 de octubre de 1958.

• Es Licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana.

Se ha desempeñado como:

• Diputado federal

• Director jurídico y de gobierno del municipio de Naucalpan, estado de México

• Precandidato del PAN a la presidencia municipal de Naucalpan.

lidia.ar[email protected]