Pese a que se han impulsado reformas para disminuir el costo electoral en México, el 2015 será el año en que más dinero público recibirán los partidos políticos con registro nacional en los últimos 18 años, cuando se reforzó la autonomía de la autoridad electoral y se desligó al Poder Ejecutivo federal de su integración.

El pasado 18 de diciembre, el nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el presupuesto para el ejercicio fiscal 2015, el cual incluyó el financiamiento público para los 10 institutos políticos que cuentan con registro nacional, mismo que ascenderá a 5,355 millones 522,828 pesos. Tal presupuesto fue aprobado por la Cámara de Diputados y publicado en el Diario Oficial.

Cabe recordar que este año habrá elecciones federales, y se acudirá a votar por 500 diputados federales, 300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional.

El monto de financiamiento público para el 2015 será el más alto que se ha asignado a los partidos si tomamos en cuenta el periodo comprendido desde 1997, cuando se otorgó autonomía plena a la autoridad electoral, cuya función primordial es organizar los comicios.

Dicha cantidad sólo es seguida por la aprobada en el 2012, cuando los mexicanos votaron por presidente de la República, 500 diputados federales y 128 senadores. En ese año se autorizaron poco más de 5,142.5 millones de pesos, aunque eran menos partidos los que compitieron: solamente siete.

Asimismo, el 2015 será uno de los años en que más partidos participarán en una contienda electoral federal en el país: 10 institutos políticos.

Éstos son: PAN, PRI, PRD, PT, Partido Verde, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza; así como tres de nueva creación: Morena, Partido Humanista y Encuentro Social.

El máximo de partidos que ha participado en una elección federal en México son 11. En el año 1999, en el 2000 (cuando hubo elección presidencial y para renovar el Congreso en su totalidad), en el 2002 y el 2003 (cuando hubo elecciones intermedias para renovar sólo la Cámara de Diputados).

El año en que menos recursos se han destinado a los partidos políticos -dentro del periodo ante señalado- fue en 1998, cuando se aprobaron para financiamiento público 1,046.5 millones de pesos.

Además, fue en ese mismo año (1998) cuando hubo menos partidos políticos nacionales en México, sólo cinco.

El financiamiento público para los partidos políticos que mantengan su registro después de cada elección se compone de las ministraciones destinadas al sostenimiento de sus actividades ordinarias permanentes, las otorgadas para la obtención del voto durante los procesos electorales y las de carácter específico , detalla el INE en su sitio electrónico.

La nueva legislación electoral -y que será aplicada en este 2015- estipula que será causa de pérdida de registro de un partido político no obtener en la elección ordinaria inmediata anterior por lo menos 3% de la votación válida emitida en alguna de las elecciones para diputados, senadores o presidente de la República.

[email protected]