El director general de los Legionarios de Cristo, Álvaro Corcuera, expresó al Papa Benedicto XVI la "adhesión incondicional" de la congregación que dirige, durante una audiencia en El Vaticano.

El pontífice recibió este jueves a Corcuera en privado en la biblioteca papal, en el segundo piso del Palacio Apostólico, reunión que El Vaticano mantuvo un total hermetismo, mientras la cúpula de la Legión emitió un breve comunicado.

"En este encuentro, tras la conclusión de la Visita Apostólica a la Congregación, Alvaro Corcuera quiso agradecer personalmente al santo padre su solicitud paternal y renovarle la adhesión incondicional de los miembros de la congregación y del movimiento", indicó la nota.

Agregó que "el santo padre ha asegurado al padre Álvaro Corcuera que sigue acompañando de cerca con sus oraciones a la Legión de Cristo y al Regnum Christi y transmitió a todos sus miembros un saludo y con mucho afecto su bendición apostólica".

Fuentes eclesiásticas consultadas por Notimex consideraron como "evidente" que durante la entrevista se habló del comisario apostólico que encabezará la reforma de la orden de los Legionarios de Cristo, fundada por Marcial Maciel, y cuyo nombre será anunciado en breve.

Trascendió que antes del verano, El Vaticano deberá hacer públicos los nombres del comisario y de quienes formarán parte de un grupo que estudiará a detalle las Constituciones de la congregación, así como de un visitador apostólico para el movimiento laico Regnum Christi.

La reforma de la congregación fue ordenada luego del reconocimiento público que el fundador fue un hombre que vivió "sin escrúpulos" y "alejado de todo sentimiento religioso".

Los actos inmorales de Maciel, algunos de ellos delitos, afectaron de manera grave a la obra iniciada por él, informó un comunicado vaticano el 1 de mayo pasado.

/doch