Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI designó a Benjamín Castillo Plascencia, hasta ahora obispo de Tabasco, como nuevo representante eclesiástico en la central ciudad de Celaya, informó la sala de prensa del Vaticano.

Castillo nació en Ixtlahuacán del Río, Jalisco, a la fecha diócesis de San Juan de los Lagos, el 9 de septiembre de 1945. Fue ordenado sacerdote el 14 de abril de 1974 por la arquidiócesis de Guadalajara.

De 1975 a 1979 estudió en Roma la licenciatura en catequesis en la Pontificia Universidad Gregoriana.

En su ministerio ha ocupado, entre otros, los puestos de vicario parroquial en Juchipila, Zacatecas; capellán en Cuítzeo, Jalisco y párroco en San José de Analco en Guadalajara.

Además ha sido miembro del Departamento de Evangelización y Catequesis (1986-1988), asesor del Movimiento de Encuentros Matrimoniales (1988), vicario Parroquial de Atemajac del Valle de Guadalajara (1988) y miembro de la Comisión para el Sínodo Diocesano (1991).

En 1993 fungió como coordinador de la Comisión Diocesana de Pastoral Profética y desde 1995 es secretario Ejecutivo de la Vicaría Episcopal de Pastoral. Todos estos puestos en la arquidiócesis tapatía.

El 17 de noviembre de 1999 fue designado obispo auxiliar de Guadalajara, para lo cual recibió la consagración episcopal el 8 de enero de 2000. El 8 de febrero de 2003 fue transferido a la sede episcopal de Tabasco.

En el seno de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) fue presidente de la comisión episcopal de evangelización y catequesis, miembro del consejo nacional de la Basílica de Santa María de Guadalupe (2004-2006) y vocal en la comisión para la pastoral de movilidad humana.

Además fue elegido como representante de la dimensión pastoral de catequesis, parte de la Comisión Episcopal para la Pastoral Profética de la CEM (2007-2009).