El presidente Felipe Calderón se reunió por separado con los líderes de los partidos Nueva Alianza y PVEM, a quienes hizo patente la voluntad de diálogo de su gobierno para encontrar las mejores alternativas que permitan combatir al crimen organizado.

En la residencia oficial de Los Pinos, los dirigentes partidistas Jorge Kahwagi y Jorge Emilio González, respectivamente, expresaron al Ejecutivo federal su disposición a sumarse a este llamado de diálogo, para explorar y definir las líneas de acción en materia de seguridad.

En el encuentro, en el que también estuvieron presentes coordinadores parlamentarios del PVEM, el senador Arturo Escobar y el diputado Juan José Guerra Abud, el mandatario reiteró su voluntad de diálogo de su gobierno para combatir al crimen organizado con 'determinación'.

Asimismo, destacó la importancia que ante un reto compartido en materia de seguridad, todas las fuerzas políticas acuerden de manera conjunta acciones concretas para mejorar la seguridad de la sociedad mexicana y defender las instituciones democráticas de las amenazas que conlleva el crimen organizado.

De acuerdo con un comunicado de la Presidencia de la República, Calderón dijo que este desafío no está dirigido a un orden de gobierno o a un partido en específico, sino es un reto al Estado, que ofende y amenaza a todos los mexicanos y, como tal, debe enfrentarse.

apr