El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) postergaría lo más posible hasta finales de año e inclusive principios del próximo la nominación de su candidato a la Presidencia de la República, que habrá de contender en los comicios de julio del 2018.

La estrategia en marcha permitirá que el presidente Enrique Peña Nieto mantenga el ejercicio absoluto del poder, sobre todo al interior del partido, por más tiempo.

Prácticamente descartada la aplicación del método estatutario de consulta a la base para seleccionar al abanderado presidencial del tricolor aunque la disidencia interna sigue insistiendo en su propuesta de consultar no sólo a los militantes sino a los ciudadanos mexicanos en general , la misma negociación para alcanzar el consenso entre la cúpula y determinar el nombre del contendiente, así como el mecanismo formal de designación, irá alargando los tiempos.

Tras la reciente apertura de los candados o la eliminación del requisito que impedía que un simpatizante pudiera ser seleccionado candidato presidencial del PRI, la baraja de aspirantes se amplió.

Sin embargo, hay priistas que aseguran que sucedió lo contrario y que ahora está claro que el candidato será José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y Crédito Público, quien no es militante del tricolor.

En la lista de aspirantes fuertes a la candidatura presidencial del PRI siguen destacando José Narro Robles, Aurelio Nuño Mayer y Miguel Ángel Osorio Chong, secretarios de Salud, Educación Pública y Gobernación, respectivamente.

Ya tenemos candidato, sólo hay que esperar los tiempos; podría ser hasta el próximo año , confió una fuente de la dirigencia nacional priista.

El pasado sábado, desde Aguascalientes, Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI, informó que a lo largo de este año conversará con sus homólogos de los partidos políticos con los que estableceremos una coalición electoral , rumbo a las próximas elecciones presidenciales.

La designación de Peña Nieto como abanderado presidencial del tricolor se realizó en noviembre del año previo a las elecciones constitucionales del 2012, que ganó.

El 14 de noviembre del 2011 se emitió la convocatoria para la selección y postulación del candidato del PRI a la Presidencia de México para las elecciones presidenciales del año siguiente; 13 días después, el mexiquense acudió a la sede nacional de su partido a entregar la documentación correspondiente y, precandidato único, el 17 de diciembre recibió la constancia que lo acreditaba como candidato presidencial.