Por segunda ocasión en una semana, una madre de familia se hincó ante el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para pedirle su apoyo, a fin de encontrar a un hijo.

El viernes, durante la firma del convenio para la Política Pública de Población Intercultural, la señora Rosa María Salcido se arrodilló frente al funcionario federal para pedirle ayuda a fin de localizar a su hijo, Christian Amadeo Salcido, de 39 años, quien desapareció en mayo del 2014 en Tepic, Nayarit. ¡No señora, por favor! , le dijo Osorio Chong, mientras el gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, ayudaba a la mujer a incorporarse. Luego, Osorio platicó unos minutos con Salcido, y dio instrucciones para que su caso fuera atendido por parte de las autoridades estatales y federales.

Durante el evento, en Tepic, el secretario de Gobernación se pronunció por hacer un frente común para poner un alto a la violencia que sufren niñas y mujeres jóvenes, sobre todo de las comunidades indígenas de México.

Aseguró que con mejores decisiones y con políticas públicas adecuadas es como se han prevenido embarazos adolescentes.

Ante representantes de los pueblos indígenas wixárika, cora náhuatl y tepehuán, provenientes de los estados de Nayarit y Jalisco, sobre el otorgamiento de actas de nacimiento, las cuales darán a los nativos de este estado una identidad que les permitirá tener acceso a los programas de gobierno.

Aseveró que los beneficios del nuevo Sistema de Justicia Penal permitirán a indígenas obtener su libertad, con el propósito de que puedan incorporarse al sector productivo, por lo que se disminuirán los indicadores de pobreza y marginación en este y otros estados del país, consideró.

El gobernador Roberto Sandoval Castañeda señaló la importancia de las leyes que respaldan a niñas y jóvenes para que no caigan en el embarazo adolescente; leyes que las protegen del abuso.

jmonroy@eleconomista.com.mx