Cualquier omisión por parte de las autoridades ante actos de tortura o malos tratos los haría cómplices, advirtió el ministro Juan Silva Meza, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal.

Al presentar el protocolo de actuación para quienes imparten justicia en asuntos que involucren hechos constitutivos de tortura y malos tratos, Silva Meza sentenció que la tortura y los malos tratos son prácticas impropias de un Estado de Derecho.

El ministro presidente expuso que en el campo de los derechos humanos en México existen dos realidades: por un lado, la legal, que incluye todo el marco jurídico, y por el otro, la real, la concreta, que se refiere a la vigencia de estos derechos en la práctica.

Abundó en que el México legal tiene grandes avances en el reconocimiento de los derechos humanos en nuestras normas, sin que ello suponga desconocer la existencia de pendientes legislativos.

Sin embargo, es en el México real donde encontramos los mayores retos para que los derechos humanos reconocidos por nuestro sistema jurídico sean precisamente eso: una realidad , reconoció.

El protocolo se pondrá a disposición de 1,250 juezas y jueces y magistradas y magistrados federales, y de 800 defensores públicos. Contiene reglas de actuación dirigidas principalmente a jueces de procesos penales en casos de tortura y delitos conexos que lleguen a su conocimiento, informó el ministro presidente del Máximo Tribunal.

[email protected]