El senador Ernesto Cordero Arroyo envió esta tarde a la Mesa Directiva del Senado de la República un oficio en el que solicita separarse del cargo de senador para poder contender por la presidencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN).

En el documento, que se espera sea turnado al pleno senatorial en la sesión de este jueves y en su caso aprobado, el legislador pide separarse por tiempo indefinido de su cargo en la Cámara alta.

Cordero Arroyo argumenta en el oficio los motivos para dejar su escaño a partir de este jueves 27 de febrero y agradece las atenciones al órgano legislativo.

La suplente del senador Cordero es Elia Hernández, legisladora por el estado de Guanajuato.

Por su parte, Juan Manuel Oliva, ex gobernador de Guanajuato, manifestó su respeto a la decisión de Josefina Vázquez Mota de no presentar su candidatura a la presidencia nacional del PAN y dijo que él está listo para participar en el proceso de relevo.

Oliva señaló que ya se reunió con los integrantes de la Comisión Nacional Organizadora de la Elección y les pidió garantías para que no se compre ni se induzca el voto mediante recursos o presiones a la militancia y que se deje a ésta en libertad para ejercer este derecho.

Asimismo, comentó que las pláticas para un eventual acuerdo para impulsar una candidatura común continúan con Ernesto Cordero, pero hasta el momento no hay acuerdo.

Más adelante lamentó que la convocatoria no incluya lo que ya se había acordado de que la segunda vuelta se haría de manera diferida y tampoco permita las alianzas, lo cual es lamentable si se toma en cuenta que en las últimas elecciones en PAN ha ganado a través de éstas.

Asimismo, criticó que la convocatoria establezca que con 37% del total de votos un candidato pueda resultar ganador de la contienda, si tiene cinco puntos de diferencia de su inmediato seguidor, lo que lo convertiría en un presidente sin unidad ni mayoría.

Con respecto a cuándo presentará su candidatura, comentó que está platicando con su equipo y en su oportunidad lo dará a conocer, así como los nombres de quienes integrarán la planilla que lo acompañará en esta contienda.

Sobre el tope de gastos de campaña que fue fijado en forma preliminar en 11 millones 250,000 pesos, dijo que habrá que cumplir con el mismo pero expresó que espera que se puedan fiscalizar los recursos para evitar que alguno de los candidatos lo rebase.

Oliva comentó que propuso que sean dos los debates los que se lleven a cabo entre los candidatos a la presidencia nacional del PAN, pero la Comisión Organizadora estableció que sea uno, aunque podrían ser más.

nlb