El secretario de Salud capitalino, Armando Ahued estimó que con la entrada en vigor de las reformas a la Ley Federal de Salud en materia de narcomenudeo, se incrementará en gran medida la demanda de atención de los adictos, sin embargo, dijo, no se verá rebasada la capacidad de la dependencia.

En entrevista luego de encabezar la celebración del Día del Trabajador Social, el funcionario local recordó que la ciudad de México cuenta con 32 clínicas, dos centros toxicológicos y el Instituto de las Adicciones, que darán cuidado a los dependientes de psicotrópicos.

Ahora que se vuelve obligatorio la posibilidad de atenderse sí tendremos un incremento pero tenemos una infraestructura adecuada, 32 clínicas y dos toxicológicos, además contamos con más personas con amplia experiencia y al Instituto de las Adicciones. Nosotros tenemos que atender a los adictos y así lo vamos a hacer, a través del Instituto y la Secretaría de Salud con los recursos que tiene y sí tendremos una carga de trabajo adicional, pero vamos a hacer lo que marca la ley , comentó Ahued Ortega.

El titular de la Secretaría de Salud local aseveró que lo importante es que las personas que tienen algún tipo de adicción sean tratadas como enfermos y no se les criminalice, mientras que quien se dedique a la venta de estupefacientes sea sancionado conforme a la ley.

Ley General de Salud, en su artículo 479 establece las cantidades autorizadas para consumo personal, no consideradas para su venta o distribución: opio 2 gramos; heroína 50 miligramos; mariguana 5 gramos; Cocaína 500 miligramos y 40 miligramos de metanfetaminas, pasando de esas cantidades se consideran delitos contra la salud.

Finalmente, el funcionario capitalino alertó que las adicciones hacia el alcohol o el tabaco también les preocupa, ya que cada vez más adolescentes recurren a estas prácticas, niños 12, 13, 14 ó 16 años comienzan a fumar y a tomar, y el tema de las mujeres, está creciendo . Asimismo, recordó que quienes fuma y toma a la vez tiene más riesgos de consumir drogas ilegales.