La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) criticó que la reforma educativa, aprobada en el Congreso de la Unión y turnada a los estados para su análisis, integre los conceptos de gratuidad, la eliminación de la evaluación docente y la ausencia de un plan estratégico en materia educativa en el Plan Nacional de Desarrollo.

“La reforma educativa de manera expresa decreta la gratuidad de la educación superior, incluyendo la obligación de garantizar que las universidades públicas cuenten con el presupuesto necesario.

“Sin embargo, el presupuesto público no está posibilitado para cumplir esta propuesta”, afirmó el sindicato empresarial.

La Coparmex enfatizó que entre el 2017 y este 2019 los recursos federales destinados a la educación superior, con respecto a la inversión total en materia educativa, pasó de 72 a 66%, además de que en el Presupuesto de Egresos de este año los recursos a la educación universitaria bajaron 0.5% en comparación con el 2018.

“Actualmente, 56 % de su presupuesto proviene de la Federación, 29% de subsidios estatales y el restante 15% de recursos propios”, afirmó mediante una nota de prensa.

La falta de liquidez de las universidades públicas, ejemplificó la Coparmex, se puede observar en instituciones de educación superior de estados como Baja California, Guerrero, Morelos, Oaxaca y Tabasco, que han tenido dificultades para cubrir la nómina.

En este tenor, el sindicato empresarial propuso que antes de garantizar la gratuidad de la educación superior se debe de realizar un plan para que se transparenten las asignaciones y uso de los recursos públicos por parte de las universidades.

Además de fomentar la recaudación propia de recursos económicos por las universidades y el compromiso de los estados y municipios para que también aporten recursos a las universidades públicas “hasta alcanzar el objetivo de 50-50”.

Sobre la evaluación docente, el órgano empresarial alertó que la reforma aprobada deja un mensaje de que no habrá consecuencias por un mal desempeño de los maestros.

Además de que deja la puerta abierta para que el sindicato de maestros pueda tener “el control de la mitad de plazas de nueva creación”.

Sobre el Plan Nacional de Desarrollo, enviado el 30 de abril por el Ejecutivo a la Cámara de Diputados, la Coparmex indicó que en materia educativa el documento hace sólo un recuento de las culpas por el mal desempeño educativo en México, y no propone una estrategia clara de mejora, por lo que llamó a que se reforme y apruebe en el plan una estrategia en la materia.