El presidente Andrés Manuel López Obrador prometió respetar la autonomía del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, quien el viernes pasado fue electo por el Senado por un periodo de nueve años. Obrador afirmó que no habrá consigna sobre las investigaciones ni pedirá fabricar delitos contra opositores.

En conferencia de prensa extraordinaria este domingo en Palacio Nacional, con motivo de los sucesos de Tlahuelilpan, Hidalgo, el ejecutivo dijo que convocó a Alejandro Gertz en los últimos dos días para saber el curso de las investigaciones por los sucesos, pero no siempre será así.

“Quiero aclarar que Alejandro Gertz, nuevo fiscal general, de conformidad con la ley, debe actuar con independencia, con autonomía completa, absoluta. Si bien es cierto que debemos de coordinarnos y cooperar, la fiscalía es un organismo autónomo, independiente.

“Por lo mismo, estamos ante una situación de participación transitoria con nosotros, sobre todo de carácter público. Esto no debe de pasar normalmente, porque, insisto, la fiscalía es autónoma, es independiente y así queremos que sea.

“Nunca nosotros vamos a dar ninguna orientación, consigna, como era antes, cuando existía la Procuraduría General.

“El presidente no va a dar instrucciones al fiscal general, como sucedía anteriormente en los gobiernos pasados. Eso se termina”, pronunció López Obrador.

Por su parte, presente en la conferencia, el fiscal Alejandro Gertz comentó que a partir de este lunes comienzan los trabajos formales de la nueva institución.

“Estamos en contacto con todas las procuradurías y fiscalías de toda la República, de Ciudad de México y vamos a seguir trabajando de esa manera”, aseguró.