El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que durante su visita a Estados Unidos no se tocó el tema del muro fronterizo que construye el vecino del norte.

“Es un tema que no se trató porque procuramos que el encuentro se diera a partir de las coincidencias, que hiciéramos a un lado las diferencias (…) no era un tema que nosotros quisiéramos tratar, que no queremos tratar, agradecemos que no se hubiera abordado el tema en público. En la cena sí hubo una expresión pero no con propósito de imponer nada, de otro tipo (…) evitamos tratar temas en donde no hay acuerdo”, dijo. 

El presidente añadió que uno de los temas también que se tocó, incluso de manera pública fue el envío de ventiladores de Estados Unidos a México.

En este sentido, el secretario Marcelo Ebrard indicó que se solicitó al gobierno estadounidense 1,000 ventiladores de los cuales han llegado a México 400. 

Por otra parte, el presidente López Obrador dijo que otro tema abordado fue la colaboración de la comunidad mexicana en la vida y economía estadounidense.

“Habló el presidente Trump de lo que invierten, de cómo nuestros paisanos se han convertido en pequeños y medianos empresarios, un reconocimiento a su vocación productiva, de la importancia que tienen los trabajadores mexicanos; su juventud, su creatividad, su responsabilidad como trabajadores, entonces eso fue una nota muy importante, no el tono discriminatorio, el mal trato, sino el reconocimiento y eso se lo agradecemos mucho a la comunidad de paisanos, compatriotas, que trabajan honradamente”, sostuvo el mandatario mexicano. 

Cuestionado sobre las declaraciones hechas por Trump en su campaña hacia la elección presidencial en la que fue electo en donde tildó a los mexicanos de "violadores y criminales" y la perspectiva actual de los migrantes mexicanos, el titular del Ejecutivo consideró que las relaciones y el respeto a los mexicanos seguirán mejorando, “es un proceso”.

“Es una nueva realidad y no se puede continuar con la misma actitud de otros tiempos por eso celebro que se inaugure esta nueva etapa en la relación y el trato hacia nuestros paisanos, eso quedó de manifiesto y deseo con toda mi alma continúe este trato respetuoso no discriminatorio para nuestros paisanos, eso sí lo dijimos, eso sí se habló; del agradecer que se trate bien, como lo merecen nuestros paisanos y ahí va también implícito un reconocimiento a todos los migrantes del mundo”, mencionó el presidente.

Extradición de César Duarte 

El canciller Marcelo Ebrard indicó que en el caso de la extradición del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, estaba mal integrado por lo que se necesitó rehacer. 

Una vez pasado ésto, dijo el canciller, se planteó al gobierno de Estados Unidos “que era muy importante para nuestro gobierno, para nuestro país que esa extradición se cumplimentara para que sea juzgado y procesado conforme a la ley en México, y que Estados Unidos no se convierta en un espacio en donde personas que deben dar la cara a la justicia en México tengan una especie de situación privilegiada y de protección”.      

En un inicio, añadió Ebrard, se solicitó la extradición con 16 órdenes de aprehensión de un total de 21 que pesan sobre el exgobernador.