La sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) anunció para este lunes movilizaciones en la Ciudad de México, la convocatoria a un paro educativo nacional y un plantón a las afueras de la Secretaría de Gobernación (Segob). La razones para la movilización magisterial es, principalmente, exigir que se les entreguen las cuotas sindicales que les fueron congeladas desde 2015 y que ascienden a más de 36 millones de pesos, además de la abrogación de la Reforma Educativa.

“Una de las demandas centrales de este movimiento es que se nos liberen las cuotas sindicales, que se devuelva lo que es los trabajadores de la educación, precisamente para estar reforzando el Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca”, afirmó Wilbert Santiago Valdivieso, vocero a la Sección XXII de la CNTE en entrevista telefónica.

Desde hace algunos días, la sección disidente del magisterio se movilizó en la capital oaxaqueña, en donde realizaron cercos al aeropuerto de la entidad, así como diferentes bloqueos a vialidades y un plantón en el centro de la ciudad, mismos que retiraron este sábado, con la excepción del plantón que mantienen en el centro.

En una reunión con el gobernador de la entidad, Alejandro Murat, precisó Santiago Valdivieso, se le planteó al gobernador que intervenga para descongelar las cuotas sindicales.

“Quincena tras quincena nos descuentan los que es la cuota sindical y en el elemento de financiamiento de nuestra sección vemos que siguen las cuotas congeladas, no hay un avance para podamos tener la libertad de financiamiento y eso nos perjudica”, dijo.

Las cuotas, aseguró el vocero, ascienden a 1 millón 80,000 pesos al mes retenidos durante 34 meses, es decir, unos 36 millones 720,000 pesos.

Además de la movilización en la Ciudad de México, el vocero de la sección XXII anunció que se prevé una reunión entre el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la disidencia el próximo jueves 7 de junio para tratar del tema de las cuotas.

[email protected]