El exgobernador de Coahuila y expresidente nacional del PRI, Humberto Moreira, comparecerá ante el juez, Santiago Pedraz, para responder a los delitos de lavado de dinero, corrupción y malversación de fondos de los que le acusa la Audiencia Nacional de España, quien le detectó transferencias sospechosas por más de 200,000 euros, en ese país.

El gobierno de México se mantenía en la posición de brindar atención consular y legal al priista, a fin de que su caso se apegue al debido proceso y con respeto a sus derechos humanos, y no se reveló ninguna petición de extradición a México.

Hoy, Moreira comparecerá ante el juez Santiago Pedraz, y tendrá derecho a apelar la prisión que le impuso el viernes la justicia española al ser detenido en el aeropuerto de Barajas, España.

La Audiencia Nacional de España acusa a Moreira de lavado de dinero, corrupción y malversación de fondos, ya que durante su estancia en España donde estudia un posgrado se le detectaron al menos tres cuentas bancarias donde recibió fondos hasta por 217,290 dólares, provenientes de las empresas Unipolares y Espectaculares del Norte y Negocios así como Asesoría Publicidad, propiedad de Moreira, y las cuales están bajo sospecha de blanqueo de fondos en EU.

La detención de Moreira se desprendió de una alerta que emitió el gobierno de Estados Unidos a España, luego de que a partir del 2014 se inició un juicio en ese país en contra de socios y exfuncionarios de Moreira durante su gestión como gobernador de Coahuila.

En abril del 2014, el empresario Rolando González Treviño se declaró culpable de conspiración ante un tribunal de San Antonio, Texas, en donde acusó a Moreira de que a partir de enero o febrero del 2006, apropiándose dinero del gobierno de Coahuila para su uso personal ; sacó el dinero al extranjero en un monto que llegaría a los 846,782 dólares (30 millones de pesos).

Junto con González Treviño, el extesorero de Moreira, Héctor Javier Villarreal Hernández, también se declaró culpable de lavar dinero y conspirar para el transporte de dinero robado de las arcas del gobierno estatal.

El viernes, el juez español José De La Mata, ordenó el encarcelamiento de Moreira en la prisión Soto del Real en Madrid, ante el riesgo de que se fugara, además de la posible destrucción de pruebas.

El riesgo se acentúa por la facilidad que tiene el investigado (...) de salir al extranjero y sustraerse así de la acción de la justicia española , argumentó el juez.

En su defensa, Moreira Valdés dijo que el fondeo de recursos de empresas de su propiedad era atender a su subsistencia y la de su familia durante su estancia en España mientras cursaba estudios de posgrado.

Sin embargo, De la Mata consideró que la explicación del expresidente del PRI, no justifica el monto recibido, por lo que existen motivos para considerar que el investigado puede estar relacionado con algunas transacciones propias de blanqueo de capitales .

Las pesquisas que hoy tienen encarcelado en España a Humberto Moreira datan de noviembre del 2013, cuando una corte de Texas acusó a dos de sus exfuncionarios, por los delitos de fraude, robo y transferencia ilegal de fondos a un paraíso fiscal en Bermudas.

Y es que en diciembre del 2010, cuando solicitó licencia como gobernador, Humberto Moreira se despidió entre denuncias del PAN en Coahuila que lo señalaban de firmar contratación de deuda pública con documentos falsos por 35,000 millones de pesos.

Después de concluir como dirigente del PRI en el 2011, Moreira viajó para estudiar en la Universidad Autónoma de Barcelona un master, para lo cual supuestamente había solicitado una beca al SNTE.

De su partido, llama la atención la reacción de la ex dirigente nacional y ex gobernadora de Yucatán, Dulce María Sauri Riancho, quien lamentó que la detención de su correligionario, Humberto Moreira Valdés, haya ocurrido en España y no en México.

Con dicha acción, dijo, se exhibe una vez más la impunidad que impera en México.

Asistente como invitada especial al Tercer Informe de gobierno de Rolando Zapata Bello, mandatario estatal, Sauri Riancho dijo lamentar que a un ex dirigente nacional de su partido se le acuse del delito de lavado de dinero.

Lo más delicado es que no se procese a una persona cuando hay elementos para hacerlo (...) Es difícil creer que ocurrió ahí y no aquí , completó.

[email protected]