Los presidentes del Senado de México, Manlio Fabio Beltrones, y de Francia, Gerard Larcher, se reunieron el lunes en París para reactivar los vínculos bilaterales y un coloquio económico aplazado en febrero en medio de la crisis bilateral por el caso de Florence Cassez.

"De común acuerdo el coloquio se llevará a cabo en el otoño (boreal) en el Senado. Es un gesto de Senado a Senado", afirmó Larcher, pertenenciente a la gobernante Unión por un Movimiento Popular (UMP, derecha) tras una reunión con su homólogo mexicano celebrada en el Senado francés.

"Estamos platicando (...) para reanudar aquí en el Senado un coloquio sobre el destino económico de nuestros países", agregó el senador mexicano.

Ese coloquio sobre intercambio económico e inversiones debía celebrarse en marzo pasado en París pero fue suspendido a raíz del conflicto diplomático franco-mexicano por el caso Cassez.

La confirmación de la condena a 60 años de cárcel por complicidad en secuestro de la francesa Florence Cassez, de 36 años, por parte de la justicia mexicana y la decisión del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de dedicar a su compatriota el Año de México en Francia provocaron una crisis diplomática y la anulación de las más de 350 actividades culturales y económicas previstas.

Larcher negó que las relaciones bilaterales estén "congeladas" y sostuvo que los dos Senados deben ser una "pasarela" entre ambos países.

Sin embargo, en un lenguaje más metafórico admitió que "nuestras relaciones de cielo azul han visto nubes y diría un poco de viento".

"El propósito es mantener una buena relación entre nuestros dos pueblos, que debe ser una buena relación entre nuestros dos Senados y con ello coadyuvar en mucho a que no perdamos de vista lo importante de la relación" entre ambos países, afirmó Beltrones del PRI.

Beltrones se reunirá el martes con el ministro francés de Relaciones Exteriores, Alain Juppé.

DOCH