Luego de que Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentara en Guatemala ante el nuevo presidente Alejandro Giammattei el cuarto borrador del Plan de Desarrollo Integral para los países del Triángulo Norte de Centroamérica y el sur-sureste de México, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, reiteró que se deben coordinar los esfuerzos para que se logre alcanzar el desarrollo económico y social de la región.

“Es muy buena noticia que el primer acto de gobierno del presidente de Guatemala sea recibir una propuesta de esta naturaleza, que lleva más de un año de trabajo y que no es nada más un documento muy bueno (…) como propuesta para el sur de México, El Salvador, Guatemala y Honduras. Es un extraordinario documento que propone una ruta alcanzable, factible para el bienestar; esto va mucho más allá de la migración”, manifestó.

El canciller precisó que México invertirá inmediatamente en Guatemala para respaldar el plan y crear 20,000 empleos a través de inversión pública.

Lo vamos a hacer, ya estamos trabajando con El Salvador, ya estamos trabajando con Honduras y a partir de hoy, conforme usted determine los ritmos y las características, lo haremos con Guatemala”, destacó Ebrard.

También puntualizó que la solicitud del apoyo de la comunidad internacional no es para que resuelvan los problemas, pues eso le compete a los cuatro países beneficiarios, sino que se está mostrando una ruta de desarrollo.

“Este plan no plantea que vengan inversiones de fuera solamente, sino que plantea esencialmente cómo vamos a coordinar nuestros esfuerzos, porque de esos 25 mil millones de dólares, la mayor parte de inversión es propia. No se trata de solicitarles a otros que nos resuelvan los problemas (…) De esos 25,000 millones de dólares la mayor parte la ponemos nosotros, nuestros contribuyentes, nuestros países, nuestras inversiones. Lo que le estamos diciendo al mundo, en primer lugar es aquí está la ruta, no son sólo propósitos, es cómo se va a lograr, cuándo y cuánto cuesta, y también quién lo va a hacer”, aseveró.  

El plan para impulsar el desarrollo de Guatemala, Honduras, El Salvador y el sur de México contempla 22 programas temáticos y 108 proyectos listos para poner en marcha, que involucran una inversión de 25,000 millones de dólares en cinco años.