Saludo a mis paisanas y paisanos, diputadas y diputados federales del Estado de Oaxaca, y por supuesto la presencia del Coordinador del Proyecto Interoceánico y de la autoridad interoceánica, Rafael Marín Mollinedo.

Quiero aprovechar estar aquí, en la más alta tribuna de la Nación, para fijar una posición que es importante. Hoy que hay un debate a nivel nacional de diferentes expresiones, ideológicas y políticas, en torno a ciertas realidades que se plantean que existe en el país.

Es nuestra obligación también, como actores políticos, presentar las otras realidades que se están construyendo hoy en México. 

Aquí en el Congreso hay otra alianza, una alianza con el Pueblo, que encabeza el Gobierno Federal, -y reconozco al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por su puesto,  a través de mi persona, el Gobierno de Oaxaca, pero también con los legisladores federales y estatales, quiero dejar de manera muy clara que la política es un instrumento que se puede utilizar para construir o para destruir. 

En esta alianza que está hoy aquí, hemos elegido construir, construir la unidad, construir el bienestar, pero especialmente construir la transformación de Oaxaca, del sureste y de México.

Mientras unos utilizan las palabras para denostar, nosotros utilizamos las acciones para transformar. 

Mientras algunos se unen para señalar por qué no están de acuerdo, nosotros hemos creado condiciones para que se generen los proyectos que realmente exigen las oaxaqueñas, los sureños y los mexicanos.

Así que es importante también señalar que reconocemos la voluntad que sí existe del Gobierno Federal cuando se crean esas condiciones para que existan los recursos y los proyectos que realmente van a transformar a México, porque eso es la política. No basta voluntad, se deben crear las condiciones para que así sea.

Y como bien lo decía hoy Rafael Marín Mollinedo, y la presencia los diputados federales y las diputadas federales, hoy en Oaxaca se están dispersando más de 9 mil millones de pesos en diferentes proyectos de transformación para Oaxaca y el sureste de México, empezando por el Corredor Interoceánico que le está permitiendo al sureste, a Oaxaca y Veracruz, así como ya lo tiene el Norte, el Bajío y el centro del país, construir la plataforma de conectividad carretera que tanto se necesitaba, empezando por la Carretera Mitla- Tehuantepec, Acayucan- La Ventosa, Barranca Larga- Ventanilla.

Se está permitiendo también construir el proyecto industrial de valor agregado más importante en cuestión logística del hemisferio, que es el Corredor Interoceánico, en donde hoy se están construyendo las vías del tren –más de 300 kilómetros que podrán correr a más de 80 kilómetros por hora, que es la velocidad crucero para mover las mercancías y generar la conectividad, y está proyectado que esté listo el año que entra.

El Presidente inauguró la primera plancha de contenedores en el Puerto de Salina Cruz en su última visita, y nos ha informado la Directora de Cenagas, como ya lo dijo Rafaél Marín Mollinedo, que ya se tiene el gas en Salina Cruz para poder generar la energía que requerirán las zonas industriales y de bienestar que también pronto estará compartiendo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En síntesis, es fundamental también infórmale a las mexicanas y a los mexicanos que se están llevando acciones en el país, con voluntad política y con acuerdos, que tienen como único fin tener una única alianza que es con la ciudadanía y el pueblo de México para sí transformación. 

Así  que no quise dejar de aprovechar esta oportunidad para que se pueda incorporar al debate nacional, otra expresión política que le está dando resultado a México y que denota que cuando nos ponemos de acuerdo y en unidad, el Gobierno Federal, el Gobierno Estatal, los gobiernos municipales, así como el Poder Legislativo federal y local, podemos hacer grandes cosas y transformar a México y en este caso a Oaxaca.