El secuestro convencional realizado por novatos y de alto impacto a cargo de sicarios del cártel de Los Zetas continúa creciendo principalmente en cuatro entidades, de las 10 identificadas donde ese fenómeno es mayor: Tamaulipas, Veracruz, Coahuila y Michoacán, de acuerdo con las últimas cifras de la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de la República (PGR).

Documentos consultados de la PGR exponen que del 2007 al 2011, el nivel de denuncias de secuestro de carácter federal, que es el que le corresponde investigar, se elevó 117%, al pasar en ese lapso de 496 averiguaciones previas a 1,079 en el 2011 recabadas por el Agente del Ministerio Público de la Federación.

La privación ilegal de la libertad convencional se define como la búsqueda del delincuente para obtener recursos económicos de forma inmediata; mientras que el de alto impacto es intencionado para cobrar cantidades altas de dinero, obtener información sobre bandas rivales o ejecutar a integrantes de grupos rivales.

Según México Unido Contra la Delincuencia, en el país se realizan al año cerca de 10,000 secuestros, pero pueden ser más si se supiera la cifra negra , que según esa organización se trata de víctimas que no acuden a presentar la denuncia ante el Agente del Ministerio Público local o federal.

Las cifras existentes del primer semestre del 2012, en la PGR lleva registradas casi 600 denuncias, lo que ratificaría el incremento de ese tipo de delito, que junto con el robo, asalto a casa-habitación y robo de vehículo y extorsión son los que más padecen los mexicanos en todo el país.

Mientras que el secuestro es uno de los cinco delitos que más padece la población mexicana, pese a las cifras de 5,359 víctimas rescatadas del 2006 al primer semestre del 2012.

Los estados que encabezan el padecimiento de ese ilícito son: Tamaulipas, Veracruz, Coahuila y Michoacán, que es donde operan los grupos del crimen organizado del cártel de Los Zetas, así como Distrito Federal, Durango, Zacatecas, Chihuahua, Estado de México y Guerrero, donde operan otras organizaciones criminales.

El Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, en su último reporte de septiembre, informa que el secuestro convencional pasó en el 2011 de 42.5 a 56% en el primer semestre de este año, mientras que los de otra índole de 20 a 31.8% en igual periodo.

Respecto de este delito, el INEGI dará a conocer un informe sobre los cinco principales delitos que afectan a los mexicanos, entre ellos: secuestro, extorsión, asalto, robo de vehículo y casa-habitación.

  • 1,079 denuncias de secuestro federal se registraron durante el 2011, de acuerdo con la PGR.
  • 496 denuncias se reportaron en el 2007, revelan documentos de la Procuraduría General de la República.
  • 5,359 víctimas han sido rescatadas del 2006 hasta los primeros meses del 2012.

[email protected]