El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, indicó que para que el órgano electoral nacional se pueda hacer cargo de las elecciones, tanto a nivel federal como local, se tendría que refundar.

“En las condiciones actuales la respuesta es no, no estamos hechos para realizar todas las elecciones del país; habría que refundar al INE y eso evidentemente significa tener una institución mucho más grande porque significaría tener nuevas atribuciones”, apuntó en entrevista tras su participación en un foro sobre reformas electorales realizado en la Cámara de Diputados.

El consejero presidente mencionó que si bien sería una especulación mencionar los montos económicos necesarios para que el órgano electoral se haga cargo de todas las elecciones, sí es claro que se necesitaría dotar al INE de mayores recursos de los que hoy en día se le otorgan.

Actualmente, cabe recordar, hay diversas propuestas de reforma en materia político-electoral. Destacan entre ellas una presentada por la diputada Tatiana Clouthier para reducir el financiamiento de los partidos políticos; además de otra del legislador del mismo partido, Carlos Gutiérrez, que pretende desaparecer a los Organismos Públicos Locales Electorales y que sea el INE el que se haga cargo de las elecciones también en los estados.

El presidente del INE enfatizó que se está en peligro de una “regresión” en la democracia mexicana en caso de que se aprueben reformas en la materia sin que se analicen a profundidad y sólo privilegiando la austeridad.

Resaltó las actividades ordinarias que realizan los órganos electorales locales y federal día a día y que, a su juicio, no son visibles. “Todos los días realizamos, entre 30,000 y 40,000 trámites para emitir credenciales para votar con fotografía (...) Se olvida de que todos los días monitoreamos todas las estaciones de radio y televisión del país (...) Se olvida que nosotros fiscalizamos permanentemente todas las estructuras partidistas”, dijo Córdova.

Una forma de reducir gastos en la democracia, opinó, es la instauración del voto electrónico en México.