La sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que permitió la llegada de Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón el Bronco a la boleta electoral, pese a las irregularidades que el INE detectó entre sus apoyos ciudadanos, no abona a la confianza en las instituciones encargadas de organizar y vigilar las elecciones, coincidieron especialistas en la materia.

César Astudillo, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, advirtió que en el contexto de impunidad que vive México, la decisión del TEPJF envía un mensaje “lamentable y triste”.

Y es que, dijo Astudillo, con independencia de los métodos empleados por el Bronco, como haber utilizado recursos cuya procedencia todavía no está bien determinada, obtuvo la candidatura por la vía independiente.

“El mensaje que manda es sorprendente para la incipiente democracia que estamos tratando de fortalecer”, arrojó Astudillo y comentó: “Me parece un mensaje muy negativo en donde nuevamente lo que se transmite a la sociedad es que no importa violar la ley, cometer un conjunto de actos contrarios a la legislación, porque, al final del día, no puedes ni siquiera ser responsable, si no se te puede premiar”.

Consultado por separado, el abogado constitucionalista Miguel Carbonell, director del Centro de Estudios Jurídicos Carbonell, expuso que en un proceso electoral como el que se encuentra en curso y que se pronostica muy agitado, es necesario confiar en las autoridades “y este fallo no abona en la confianza, parece un fallo político más que jurídico”.

Para Carbonell, los argumentos que presentó la mayoría del Tribunal “son muy endebles”, que no atienden el fondo de la cuestión, sino le dan la razón al Bronco por una razón de forma, sin tomar en cuenta que fueron presentados miles de documentos de procedencia no clara.

En la víspera, por votación dividida de cuatro a tres, la Sala Superior del TEPJF revocó el dictamen y el acuerdo del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), mediante el cual había determinado que el aspirante a candidato independiente a la Presidencia de la República, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, no cumplió con el porcentaje de apoyo ciudadano requerido y le negó el registro. Al haber considerado que no se respetó la garantía de la audiencia en el proceso de revisión, los magistrados instruyeron a la autoridad electoral registrar al Bronco.

Asimismo, el tribunal resolvió por mayoría de votos conceder 10 días al senador con licencia, Armando Ríos Píter, para que se revisen los apoyos presentados; ello al considerar que se violó la garantía de audiencia en perjuicio del aspirante presidencial por la vía independiente.

Al respecto, la magistrada presidenta del TEPJF, Janine Otálora Malassis, quien votó en contra de ambas propuestas, declaró: “Las y los aspirantes a candidatos independientes están sometidos a las reglas referidas sobre la forma de obtención del apoyo ciudadano. La consecuencia de su incumplimiento es evidente, no pueden alcanzar el registro de su candidatura y, por lo tanto, no logran un lugar en la boleta electoral”.

ana.langner@eleconomista.mx