A la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hay que rescatarla y hacerla competitiva; ésa es la tarea, aseveró Manuel Bartlett Díaz, designado por el virtual presidente electo para ser el próximo director de esa llamada empresa productiva del Estado, que no pasa por su mejor momento.

En entrevista el senador de la República de 82 años de edad salió al paso de las severas críticas por su nombramiento.

“¿Sabes cuántos años llevo en la política? Toda mi vida. ¿Tú crees que es la única embestida que he tenido? Muchas, eso es parte de la política, hay algunas decisiones que no les gusta, ¡a algunos! pero a los demás sí”, sostuvo.

En entrevista  sostuvo que prefiere no hacer diagnósticos de la Comisión porque, dijo, eso lo tienen que explicar a él los funcionarios actuales cuando se lleve a cabo el acto de entrega-recepción. Lo que sí adelantaó es que él y su equipo trabajarán conforme al marco legal actual y no se buscará echar atrás la reforma energética, aunque no estuvo de acuerdo cuando se discutió y se aprobó.

—Dadas las condiciones en que se encuentra la CFE, ¿cuáles son los retos para esa empresa?

—Mira lo he comentado muchas veces. El día que Andrés Manuel López Obrador expresó su voluntad para nombrarme como director salió un documento en todos los periódicos, un informe de la propia Comisión Federal  a la Bolsa Mexicana de Valores, lo que presentó es un desastre.

Ese desastre es lo que hay que corregir. Es tan sencillo como eso. No es posible que estemos sordos y ciegos ante el desastre que ellos mismos (los actuales funcionarios) señalan que está sufriendo la empresa, de las más importantes de México, y que hay que cuidarla, hay que rescatarla, hacerla competitiva, ésa es la tarea.

—¿Qué explica que esté así?

—Eso me lo tienen que explicar a mí ellos, cuando inicie la entrega-recepción; eso es lo que me tienen que explicar: ¿por qué tienen esa deuda?, ¿por qué no ganan?, ¿por qué pierden?, ¿porque en seis meses (perdió) 40,000 millones de pesos?

—¿Pero cuál es el diagnóstico que usted hace?

—Cuando se inicie el proceso de entrega-recepción, de ahí surgirá el diagnóstico, de la entrega formal, que les obliga la ley. Ahí surgirán los grandes problemas que tienen y por qué, eso lo tienen que explicar ellos (los actuales funcionarios). Y ahí establecer un diagnóstico para corregir lo que ellos mismos expliquen.

—¿Se va a echar para atrás la reforma energética? 

—Se ha dicho que no se va a echar atrás ninguna reforma energética. Nosotros vamos a actuar conforme a las leyes que existen y las reglas establecen que hay una competencia en el mercado. Entonces hay que ayudar a la empresa mexicana para que se haga competente, que compita en el marco de las leyes del mercado.

—¿Hay condiciones para hacerla competitiva?

—Ésa es nuestra obligación: rescatar a la empresa pública de primer nivel.

—¿También habrá una política de austeridad en la CFE?

—Claro, también ¿por qué no?

—¿Cómo recibe el nombramiento de director de la CFE como parte de su trayectoria política?

—Mira: yo estoy desde hace años con Andrés Manuel; hemos luchado juntos. Aquí en el Senado soy su coordinador de senadores del PT. Seis años. Estoy ligado a él; estoy encantado de su triunfo porque es un triunfo de todos los mexicanos y lo voy a apoyar en donde me diga. Si me dice ahí, ahí voy a estar.

—Usted tiene una causa: defender al sector energético. Se opuso a la reforma. ¿Este nombramiento lo ve como una oportunidad?

—Sí se hicieron. Ésas son las reglas, ahora hay que hacer que esa empresa en el entorno del mercado compita en esas reglas.

—¿Qué viene en los próximos años para la Comisión Federal de Electricidad?

—Que sea competitiva, hay que rescatarla.

—¿Son suficiente seis años para hacerla competitiva?

—Mira, yo soy muy optimista, vamos a empezar el día 1 de diciembre próximo y el 2 ya va a empezar el trabajo.

—En los últimos días hemos visto muchas críticas a su nombramiento como director de la CFE. ¿Cómo las recibe?

—¿Sabes cuántos años llevo en la política? Toda mi vida. ¿Tú crees que es la única embestida que he tenido? Muchas... Eso es parte de la política. Hay algunas gentes que no les gusta, a algunos, pero a los demás sí.

[email protected]