Personal médico y usuarios de hospitales regiones del IMSS Bienestar en Zongolica y Coscomatepec, Veracruz, se manifestaron durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador, para acusar falta personal y medicamentos.

Durante el evento que encabezó López Obrador el domingo 28 de julio denominado, “Diálogo con la comunidad del Hospital Rural Zongolica, Veracruz”, personal médico y ciudadanos escuchaban en un patio alterno el discurso del director de esa unidad médica, José Manuel Grajales; inconformes con el diagnóstico que ofrecía, el grupo de personas se acercó al patio central donde se desarrollaba el evento, y quitaron algunas vallas metálicas para tratar de acercarse al Presidente, a fin de demandar mejores condiciones de atención, personal e infraestructura en la unidad médica.   

López Obrador narró que en su camino a la unidad médica ciudadanos lo abordaron para comentarle que el hospital había sido arreglado previo a su visita. “Miren, si es así voy a venir seguido a Zongolica, pero les diría que no es del todo cierto, es decir, que sí le dieron su manita de gato, pero el director me habló con la verdad y él mismo reconoce las carencias que hay en el hospital”, dijo.

El mandatario sostuvo que por la corrupción gobiernos anteriores abandonaron el sistema de salud pública. “No es para consolar a los de Zongolica, pero así están todos los hospitales y los centros de salud en el país sin medicinas, faltan médicos, ya no alcanzan las instalaciones, mucho trabajador de la salud trabajando de manera eventual sin plazas”, admitió.

Sostuvo que la falta de médicos en hospitales no es por falta de presupuesto, sino por mala distribución. Afirmó que no está dispuesto a dar un paso atrás, “al contrario, va a haber más severidad en el combate a la corrupción”.

“Imagínense el nivel de degradación al que se llegó, en donde todo era la ambición al dinero, era el Dios que prevalecía, el dinero, eso se acabó, ahora va a ser la honestidad del pueblo que va a gobernar”, dijo.

Luego, el mandatario federal acudió al Hospital Rural de Coscomatepec, Veracruz, donde un grupo de enfermeras, médicos y residentes le hicieron -con gritos- varias demandas, ante lo cual López Obrador hizo pasar al estrado a tres representantes, quienes les solicitaron mayor contratación de personal, ampliación del hospital, contar con una ambulancia, el pago de apoyos a los residentes médicos y mejoras en las condiciones de trabajo del personal hospitalario.

Esta no es la primera vez que se realizan manifestaciones durante los eventos del Presidente. El 22 de junio en Yucatán, integrantes de la organización Antorcha Campesina protestaron durante un evento para asegurar que no son intermediarios, y pidieron a López Obrador no promover el odio contra esa asociación.

El 21 de julio, un grupo de manifestantes de la Dirección de Agua Potable y Alcantarillado del municipio Ciudad Valle, en San Luis Potosí, irrumpió en el hotel donde se hospedaba López Obrador, en protesta por la falta de atención del presidente municipal. El hecho provocó la molestia del mandatario, pues calificó la manifestación como un acto de provocación, y les pidió que se retirarán del sitio.

[email protected]