El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, consideró que es una amenaza más del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, su idea de desplegar tropas del Ejército de su país en la frontera con México. El abanderado presidencial dijo que si el mandatario cumpliera su amenaza, él encabezaría una manifestación blanca y pacífica para pedir la paz entre ambos países.  

Entrevistado en Coahuila, en su tercer día de actividades proselitistas, López Obrador pidió tomar con tranquilidad la expresión de Donald Trump, pues dijo que puede formar parte de su estrategia antimexicana para lograr adeptos entre el pueblo estadounidense, en el cual está avanzando la oposición a Trump.

El abanderado presidencial de Morena, PT y Encuentro Social consideró que a Donald Trump ya le funcionó una vez esa estrategia, pero esta vez, dijo, ya no sucederá así porque hay estadounidenses que quieren una relación de respeto y amista con México, por la lazos comerciales, de amistad y culturales que unen a ambos países.  

“Yo pienso que hay que actuar con prudencia, porque se trata de una declaración. Todavía no se llevan a cabo estas acciones, es una amenaza, pero no hay ningún fundamento legal, que él tenga esa facultad para movilizar tropas a la frontera, tiene que dar una explicación también al Congreso y al pueblo estadounidense, porque no deja de ser parte de la propaganda política”, comentó.

“Si ellos insisten en la construcción del muro, en militarizar la frontera; nosotros vamos en su momento a poner las cosas en claro. Hemos venido diciendo, señalando, de manera respetuosa que no es con muros ni militarizando la frontera como se resuelven los problemas de migración y de inseguridad, es con desarrollo, es atendiendo a las necesidades de los pueblos como se puede obtener la paz y la tranquilidad”, aseveró.

El político tabasqueño dijo que en caso de que Trump cumpliera su amenaza de militarizar la frontera, él encabezaría una manifestación blanca del lado mexicano.

“Si Trump llegara a desplegar militares en toda la frontera, en son de paz, nosotros los mexicanos nos manifestaríamos en toda la frontera vestidos de blanco, miles de mexicanos a lo largo de los 3,185 kilómetros de frontera con Estados Unidos.

“Una cadena humana de mexicanos por la paz, y para buscar un entendimiento con el gobierno de Estados Unidos, sin uso de la fuerza, sin muros; un entendimiento con el respeto mutuo, un entendimiento con cooperación para el desarrollo, eso lo haríamos si es necesario, pero todavía no hay nada que indique que va a movilizar el Ejército estadounidense a la frontera.

“Fue una declaración, es una amenaza. En el caso de que lo hiciera, nosotros de manera pacífica, nos manifestaríamos; ¿no irían ustedes a la frontera conmigo, y muchos otros mexicanos y haríamos una cadena humana, todos vestidos de blanco, pidiendo la paz? Y el respeto a México”, aseveró.

López Obrador mencionó que en caso de ganar los comicios del 1 de julio, “poco a poco vamos a regresar la tranquilidad haciendo entender al presidente Donald Trump que es equivocada su política antimexicana, que es mejor conseguir un acuerdo de buena vecindad, que debemos tener relaciones de amistad y respeto mutuo, de cooperación para el desarrollo. No balandronadas, no el uso de la fuerza, no la política de muros, sino buscar el entendimiento, mediante la cooperación la el desarrollo”.  

Por lo pronto, López Obrador pidió tranquilidad,. “Vamos a actuar nosotros con mucha prudencia, la verdad, no nos va a apantallar. México, ya lo dije, y su pueblo, no va a ser piñata de ningún gobierno extranjero”, destacó.

Veo muy bien petición de Coparmex, dice

Andrés Manuel López Obrador dijo haber observado muy bien el desplegado de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quien pidió a los candidatos presidenciales dejar de lado la demagogia, y pasar a las propuestas de país.

“Veo con muy buenos ojos el desplegado que publicó la Coparmex el día de hoy; celebro que ellos se estén pronunciando de esa manera, sin descalificaciones y con un planteamiento de respeto a los partidos, y haciendo ver cuáles son las necesidades del país, según la visión que ellos tienen, según la visión de los empresarios. Me pareció un buen documento el que publicó hoy la Coparmex”, comentó.

Amor y paz, dice a Meade, Anaya y Zavala

Luego del nuevo reto que le lanzó el candidato del PRI, José Antonio Meade, para debatir sobre su situación patrimonial, López Obrador insistió en que no entrará en ningún debate con sus adversarios, a quienes dijo respetar profundamente.

“No me voy a meter a contestarle nada, lo respeto mucho a él y a Ricardo Anaya y a la candidata independiente, amor y paz. Sereno moreno. No voy a caer en ninguna provocación, aunque me estén cucando”, comentó.

“No tenemos ningún problema, vamos muy bien, la gente nos está dando su confianza, y ya están pasando los días, ya falta menos para la elección histórica del 1 de julio. Vamos a ganar”, puntualizó.

Hay impunidad, considera

Luego de que se informara que la Secretaría de la Función (SFP) descartó el inicio de algún procedimiento contra la titular de la Sedatu, Rosario Robles, por supuestos actos de desvío de recursos que se le acusó en su momento, López Obrador aseveró que se trata de una decisión más de impunidad.

“Bueno, es que hay mucho impunidad, desde hace mucho tiempo en el país; no se combate a la corrupción y lo que hay es impunidad, pero esto viene de tiempo atrás, es lo que yo llamó el PRIAN, respetuosamente”, opinó.

jmonroy@eleconomista.com.mx