El Ejército Nacional de Liberación Zapatista fijó su postura de cara al gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador a partir del próximo 1 de diciembre en la toma de posesión, pues dijo que el hoy virtual presidente electo de México sólo será el “capataz futuro” de los mexicanos.

El EZLN informó en un desplegado sobre lo que estima será la presidencia de López Obrador, de 2018 al 2024.

"Como en la religión, la política y los deportes, hay especialistas. (...)  Usted no se siente capaz de describir el edificio, porque usted anda otros mundos, sus largos y tediosos caminos transcurren en lo que, desde los soberbios palcos del gran estadio, se podría llamar “el subsuelo”.  Sí, la calle, el metro, el colectivo, el vehículo en abonos o pagado con cargo a otros abonos (una deuda siempre pospuesta y siempre creciente)".

El grupo armado que irrumpió en la escena política del país el 1 de enero de 1994 dijo que el triunfo del tabasqueño en las presidenciales del domingo, en teoría, representa un cambio de rumbo para al país, pero terminará siendo más de lo mismo:

“Podrán cambiar el capataz, los mayordomos y caporales, pero el finquero sigue siendo el mismo (…) Al menos la ilusión actual alivia esa historia de fracasos… a la que luego se sumará la desilusión prevista”, sentenció el EZLN en una carta publicada en su sitio de Internet, “Píntale caracolitos a los malos gobiernos pasados, presentes y futuros”, bajo el título La Gran final.

"Pero ahí está la pantalla del marcador, y la pantalla marca la realidad que importa: tal ganó, tal perdió.  Ningún marcador señala quién es el dueño ni siquiera del marcador, mucho menos quién es el dueño del balón, de los equipos".

El zapatismo invitó de esta manera a “quienes todavía piensan que los cambios que importan nunca vienen de arriba” a participar a un encuentro de apoyo al Consejo Indígena de Gobierno, donde estará presente quien fuera la propuesta del EZLN y los pueblos indígenas a la Presidencia de la República, María de Jesús Patricio, Marichuy, pero que no consiguió los apoyos necesarios para aparecer en la boleta presidencial como candidata independiente.

Por lo anterior, el desplegado fue firmado por los subcomandantes Galeano -antes Marcos- y por Moisés, señalando que no se sumarán a la campaña de “Por el bien de todos, primero los huesos”, en clara alusión a uno de los eslóganes utilizados por Andrés Manuel López Obrador: “Por el bien de todos, primero los pobres”.

"No importa qué equipo gane o pierda, el dueño siempre gana".