A una semana de concluido el proceso electoral, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) llamó a aceptar la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas y el dictamen oficial de las autoridades en la materia.

En un mensaje firmado por el arzobispo de Oaxaca, José Luis Chávez Botello, la Iglesia Católica consideró que la democracia en México tiene limitaciones, pues en toda actividad humana hay posibilidad para errores, fallas, engaños y hasta para delitos .

Sin embargo, consideró que las señales claras de falta de transparencia y de posibles delitos electorales en lugares precisos deben ser señalados y resueltos por los cauces legales e institucionales establecidos.

De acuerdo con el prelado, quienes resultaron elegidos tienen la oportunidad histórica de reconstruir la credibilidad política de la sociedad, avanzar en la reconciliación y paz sociales, combatir la corrupción, así como impulsar las reformas estructurales urgentes.

De los candidatos que no resultaron elegidos y sus militantes, subrayó que se espera aceptación, responsabilidad y colaboración por el bien de México.

Ni los gobernantes, ni los partidos políticos, ni las universidades y sectores cualificados, ni las organizaciones de profesionistas, ni los ciudadanos de cualquier región o nivel social dejemos pasar esta responsabilidad y oportunidad histórica , aseveró Chávez Botello.

Asimismo, consideró que el Instituto Federal Electoral (IFE) hizo una buena labor a lo largo del proceso informando con puntualidad e imparcialidad a la población.

En general las autoridades electorales y los miles de ciudadanos responsables de casillas hicieron buena labor , estimó.

mac