El senador de Morena, Eduardo Ramírez, informó de la modificación de la convocatoria para la sesión presencial de la Comisión Permanente, la cual estaba convocada inicialmente para el miércoles 4 de agosto, y que se cambió para el 29 de julio.

Con la modificación podría haber una nueva oportunidad para llegar a consensos y convocar a un periodo extraordinario en ambas cámaras del Congreso de la Unión, para discutir temas como el desafuero de los diputados Saúl Huerta y Mauricio Toledo, así como la modificación para postergar la entrada en vigor de las reformas en materia de subcontratación.

Mediante su cuenta de Twitter, Eduardo Ramírez informó que la sesión se realizará el 29 de julio a la 1 de la tarde en la sede del Senado.

Ante tal acontecimiento, el Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social hizo un llamado a los distintos Grupos Parlamentarios del Congreso de la Unión para alcanzar los acuerdos que los lleven a intentar, de nueva cuenta, la celebración de un periodo extraordinario.

“La modificación al decreto en materia de subcontratación daría certeza jurídica en torno a la implementación de la reforma de subcontratación laboral que entró en vigor el 24 de abril del presente año”, manifestó.

El consejo, como representante de los sectores obrero y patronal, detalló que ha sido testigo de la voluntad de cumplimiento que ha habido por parte de las empresas involucradas en la implementación de la reforma, así como de los beneficios que ha generado para los trabajadores.

“Es innegable los beneficios que la reforma ha generado a los trabajadores y que la voluntad de cumplimiento de las empresas existe; sin embargo, el tiempo para la adecuación de los esquemas de trabajo ha resultado insuficiente, razón por la cual nos suscribimos a la pertinencia de ampliar los plazos de implementación de la reforma y reiteramos el llamado a la construcción de los acuerdos que sean necesarios para dar certidumbre jurídica a su aplicación.

Hasta el 25 de julio pasado, según información del IMSS 2.3 millones de trabajadores han migrado de una empresa prestadora de servicios de personal a un patrón real, con un incremento superior a 12% del salario base de cotización, al pasar éste de 472.5 a 529.4 pesos.