Monterrey.- Autoridades de Nuevo León presentaron el "Manual y Protocolo de Seguridad Escolar", dirigido a planteles de educación básica, a fin de que alumnos y maestros conozcan protocolos a seguir en situaciones de riesgo como incendios y balaceras.

Los secretarios de Educación y de Seguridad Pública estatales, José Antonio González Treviño y Luis Carlos Treviño Berchelmann, respectivamente, presentaron el documento en la Secundaria No. 20 'Eugenio Garza Sada', con el cual se dará capacitación a docentes y se hará extensivo a los más de 5,000 planteles de nivel básico.

El manual señala que ante el registro de algún tiroteo en zonas aledañas o cercanas a una centro escolar, ' el maestro ordenará a los alumnos asumir posición de agazapado o pecho tierra'.

Asimismo, 'los niños con capacidades diferentes serán auxiliados por el maestro o compañero más cercano', al tiempo de también proceder a evitar que el alumnado entre en pánico.

En situaciones de esta índole 'no se permitirá la salida del salón hasta el arribo de una autoridad o directivo que lo indique', enfatizó.

Especialmente a los niños se recomienda evitar que por curiosidad se asomen a la ventana y mucho menos tengan contacto visual con agresores o intentar la toma de fotografías o video con sus teléfonos celulares, para no provocar situaciones mucho más graves.

Si existen padres de familia, se recomienda ingresarlos al área más cercana a los alumnos, detalla el protocolo de seguridad, que también tuvo la participación de la Dirección de Protección Civil en la entidad.

El secretario de Educación estatal destacó que durante la presente semana capacitarán a 350 maestros de las diferentes regiones escolares.

'La idea es que al menos esté capacitado un directivo o un maestro de cada escuela de las 5,000 en la entidad, ese manual se elaboró con el apoyo de Protección Civil, de Seguridad Pública Estatal, será ampliamente distribuido en todos los planteles escolares', dijo.

Mientras tanto, Treviño Berchelmann señaló que ante esta coyuntura de inseguridad, incluso cuando no se han presentado problemas en planteles, es importante crear en la comunidad escolar una cultura de prevención.

En el manual, a difundirse en todos las escuelas de educación básica estatales, se incluyen protocolos ante contingencias meteorológicas, incendios, accidentes, amenazas de bomba, disturbios, despliegues policiales, entre otros.

apr