El Secretario de Salud, José Narro Robles, informó que la irritación ocular que presentaron funcionarios públicos luego de asistir a un evento inaugural en Querétaro fue resultado del uso de lámparas de halógeno de alta potencia usadas durante el evento, lo cual les causó conjuntivitis por exposición a rayos UV.

“Los casos de conjuntivitis están asociados a la radiación ultravioleta de las lámparas utilizadas, no de agentes biológicos, no de agentes químicos, los pacientes están prácticamente recuperados”, explicó en conferencia de prensa.

De acuerdo a la vocería de la Presidencia de la República, el presidente Enrique Peña Nieto y seis funcionarios más que asistieron al evento tuvieron irritación ocular.

Posteriormente, la Secretaría de Salud con la colaboración de la Dirección General Epidemiológica y la Comisión Federal de Riesgos Sanitarios realizaron un estudio, mediante 128 cuestionarios y la recopilación de 24 muestras oculares de los afectados y asistentes.

Añadió que hubo tres lámparas de halógeno en el evento, dos a una distancia de 13.5 metros y la otra a 27.26 metros, que fueron analizadas por el Centro de Investigación en Óptica del Sistema de Centros de Conacyt, las cuales causaron la conjuntivitis.

Asimismo, el secretario adelantó que en las próximas semanas realizará las recomendaciones para el uso de ese tipo de luminarias en eventos oficiales.