En algunos parques, así como en los bosques de Tlalpan, Chapultepec y San Juan de Aragón, ciudadanos retomaron el hábito del ejercicio con las nuevas medidas de prevención del Covid-19 como el uso de cubrebocas.

El pasado 2 de junio, el Gobierno de la CDMX abrió nuevamente esos espacios deportivos de forma restringida a 30% de su capacidad.

Este lunes 8 de junio, el Bosque de Aragón no abrió sus puertas debido a que sólo operará de martes a domingo en un horario de 8 de la mañana a 6 de la tarde. En la puerta de acceso sobre la avenida Loreto Favela, comerciantes que habitualmente vendían alimentos y productos dentro del recinto, esperaban se les informara la fecha en que podrán instalarse nuevamente.

Para el ingreso al bosque, es obligatorio el uso de cubrebocas y gel antibacterial. Sólo se permite el ingreso con dos mascotas y únicamente para el uso de la vía para correr, caminar o trotar. Las áreas de juegos infantiles y de ejercicios físicos permanecerán cerradas hasta que el semáforo de la contingencia deje de estar en rojo, que indica el máximo riesgo de contagio.

Este lunes, en la periferia del bosque, decenas de personas acudieron a practicar alguna rutina de ejercicio. Es el caso de la señora Nora, de 45 años de edad, que celebró que el gobierno capitalino haya abierto nuevamente este tipo de espacios, ya que -comentó- el confinamiento por casi tres meses hace estragos con el aumento del peso corporal.

“Me afecta que esté cerrado porque mi rutina es: levantarme, venir a hacer ejercicio, y no hacerlo siento como que me falta hacer algo, aparte de que comemos más. Para mí el ejercicio es muy bueno, muy sano. Hacemos ejercicio en casa, pero no es lo mismo, nos distrae cualquier ruido, que pasa el carro de la basura, o toquen la puerta, nos distraemos del ejercicio y ya no lo hacemos como aquí. Aparte hacer ejercicio al aire libre es más saludable”, expresó.

Leonel, un joven de 35 años, también practicó una rutina de calistenia sobre el camellón del centro deportivo.

“Realmente la gente necesita ejercitarse para estar fuerte contra el virus, y qué bueno que la gente empiece a querer venir a correr. Voy a venir mientras mi empresa en la que trabajo esté en periodo de cuarentena, por las mañanas, y ya después que se termine la contingencia puro sábados y domingos”, refirió.

politica@eleconomista.mx