El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES) realizó una gira por la Ciudad de México, en donde enfatizó que no tiene enemigos, sólo adversarios, a los que, dijo, vencerá mas no destruirá. Luego de su desencuentro con los empresarios del país, López Obrador prometió que de ganar los comicios, convocará a una conciliación nacional.

“No son nuestros enemigos; nosotros no tenemos enemigos, ni queremos tenerlos. Tenemos adversarios y vamos a vencer a nuestros adversarios, no vamos a destruir a enemigos". Ese no es el propósito.

“Vamos a triunfar para sacar al país del atolladero en que lo han metido los malos gobiernos y vamos a reconciliarnos todos los mexicanos, amor y paz”, expresó el candidato mientras sostenía un gallardete que decía “AMLOVE y Paz”. Incluso, tarareó que en adelante estará “relajado, relajado, relajado”.

López Obrador encabezó un mitin en las inmediaciones de la delegación Benito Juárez. El evento originalmente estaba previsto a realizarse en la explanada principal; sin embargo, el gobierno delegacional del PAN argumentó que la colocación de una feria artesanal había sido pactada con antelación.

Al respecto el candidato de Morena a alcalde de Benito Juárez, Fadlala Akabani, expuso: “De repente nos enteramos de que habían autorizado una feria que nunca se ha dado; como quien dice, nos quisieron madrugar, lo que quisieron evitar fue que se realizara el evento de Andrés Manuel en la explanada grande, donde caben 10,000 personas”.

En su mitin, López Obrador afirmó que esa demarcación dejará de ser un bastión panista, y dijo que de obtener el triunfo, regresará a ese lugar, pero ahora sí para ocupar la explanada principal.

En el evento, el tres veces candidato presidencial presentó por primera vez juntos, a la exsenadora del PAN Gabriela Cuevas y a los exdirigentes nacionales de ese partido Germán Martínez Cázares y Manuel Espino. Los dos últimos recibieron algunos abucheos por parte de los presentes.

En su discurso, López Obrador reiteró que de ganar los comicios del 1 de julio, no vivirá en la Residencia Oficial de Los Pinos, a la que convertiría en un museo. También comentó que rentaría una casa, probablemente en Benito Juárez, para que le quede cerca de Palacio Nacional, donde despacharía.

Luego, Andrés Manuel López Obrador acudió a un mitin en el centro de Coyoacán y, más tarde, también acudió a un mitin en la delegación Iztapalapa. Este martes tendrá una reunión con víctimas de delitos en el Museo Memoria y Tolerancia.

 

jmonroy@eleconomista.com.mx