La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que un juez federal otorgó una orden de aprehensión en contra del exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, y de su hija, por la presunta comisión del delito de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

La Fiscalía cuenta con información que liga al exgobernador de Nayarit (2011-2017) con actividades ilícitas junto con quien fuera el fiscal durante su administración, Édgar Veytia, quien se encuentra preso en Estados Unidos desde 2017 por narcotráfico.

"Existen datos de prueba, tanto en el fuero común como el federal, de su presunta vinculación con diversas personas que han sido detenidas en un país extranjero por delitos relacionados con la delincuencia organizada”, dijo la Fiscalía.

Según las autoridades ministeriales de la FGR, el exgobernador Sandoval se hizo de propiedades mismas que puso a nombre de su hija, Lidy Alejandra Sandoval López, quien no tenía forma de cubrir ese tipo de gastos toda vez que era una estudiante universitaria.

La Fiscalía General de la República informó que a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF), y la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), aportó elementos probatorios por la posible comisión del delito de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, en contra del exgobernador y su hija, por lo que el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio en funciones de Juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Nayarit, otorgó las órdenes de aprehensión correspondientes.

El Juez consideró que el delito materia de la solicitud de la orden de aprehensión es de especial relevancia e impacto social, dada la cantidad desmesurada de las operaciones reportadas en detrimento económico de las finanzas públicas de Nayarit.

El juzgador consideró que sólo a través de una orden de aprehensión se logrará atraer ante la justicia a estas personas, en virtud de que los elementos aportados por esta Fiscalía indican que los investigados probablemente cuentan con una alta capacidad económica y tienen nexos con un grupo delictivo organizado.

La FGR dijo que con base en dicha orden de aprehensión solicitará la colaboración de otras instituciones de seguridad para el cumplimiento de las órdenes, además de pedir a la Interpol emitir ficha roja para la localización de estas dos personas.

jorge.monroy@eleconomista.mx