Jorge Serrano Limón, presidente de Provida, fue detenido por la Procuraduría General de la República debido a su presunta responsabilidad en la comisión del delito de peculado por más de 25 millones de pesos.

La PGR informó a través de un comunicado que el presidente de la asociación civil que se opone al aborto en México, fue puesto a disposición de un juez tras encontrar "irregularidades y faltas graves en el ejercicio de recursos que el Gobierno Federal le había asignado para el equipamiento de centros de ayuda para la mujer , derivado de la revisión realizada a dicha asociación civil, por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La ASF detectó desvío de recursos públicos por un total de 25 millones 764,539.71 pesos, por lo que inició la averiguación en contra de Serrano Limón.

Esta no es la primera vez que se vincula al presidente de la asociación civil con desvios de fondos.

En 2005, la Secretaría de la Función Pública sancionó a Serrano Limón, por usar recursos públicos que entregaban el gobierno de Vicente Fox a Provida, dinero que usó para pagar servicios o comprar objetos suntuarios. La SFP ordenó devolver el dinero que no pudo ser justificado. Durante 10 años promovió un amparo con el que pretendió evitar el pago de una multa de 13 millones 200,000 pesos.

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia resolvió negar el amparo en febrero del 2015, por lo que se le orden pagar el monto o de lo contrario se le embargarían sus bienes.

En el 2012, fue condenado a cuatro años de prisión por el desvío de 2 millones 496,000 pesos de recursos públicos, después de que un juez concluyó que el director de Provida incumplió con su compromiso de adquirir aparatos de ultrasonido y ecosonido otorgados por Transforma México, un fideicomiso de la Lotería Nacional. En esa ocasión permutó la cárcel por la reparación del daño y el pago de una multa.

rarl