La Procuraduría General de la República continúa integrando la averiguación previa por evasión de presos luego de la fuga de Juan José Esparragoza Monzón.

El agente del Ministerio Público Federal reportó que aún no se tiene preciso el tiempo y lugar’’ sobre la evasión en el centro de reclusión de Culiacán, que no es de alta de seguridad.

Mientras tanto, se analiza por qué Juzgados del Poder Judicial de la Federación otorgaron un amparo a Esparragoza para que no fuera trasladado a un penal de máxima seguridad federal.

Esparragoza Monzón, quien es familiar de uno de los fundadores de un grupo delictivo que opera en Sinaloa, se mantenía en un penal de Culiacán mediante un amparo para evitar ser trasladado a un reclusorio de máxima seguridad.

Al respecto, el fin de semana el Consejo de la Judicatura Federal explicó que la Ley de Amparo y una jurisprudencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación establecen que contra el acto reclamado de trasladar a un interno de un centro penitenciario a otro, procederá en todos los casos la concesión de la suspensión de oficio y de plano.

Por ello señaló que ante la orden de una autoridad administrativa de trasladar a un interno de un centro penitenciario a otro, el juez de Distrito que conoció de la demanda de amparo estaba obligado a conceder la medida cautelar.

Agregó que la jurisprudencia, que es de aplicación obligatoria para los juzgadores establecer que se debe conceder la suspensión mencionada cuando la orden de traslado de un centro penitenciario no es emitida por la autoridad judicial (juez) a cargo del proceso.

Indicó que, en este caso en específico, se atribuyó que la orden de traslado reclamada en el amparo provenía de autoridades administrativas y no de un juez federal.

Así, fuerzas federales, grupos de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina Armada de México continúan la búsqueda de Esparragoza Monzón, hijo de Juan José Esparragoza Moreno, El Azul.

El viernes pasado, el gobierno de Sinaloa informó de la suspensión de sus cargos del titular encargado del despacho del reclusorio de Culiacán, así como de 10 comandantes y custodios de la cadena de mando del penal de Aguaruto, que serán investigados por la fuga de los cinco reos (entre ellos Esparragoza).

Cesados, en nuevo león

Autoridades del estado de Nuevo León anunciaron el cese de tres funcionarios del Centro de Reinserción Social de Apodaca, luego de violaciones a la integridad física de reos al interior de esa penitenciaría, lo cual derivó además en una investigación penal contra ellos.

En conferencia de prensa, Aldo Fasci, vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad en la entidad, refirió que fueron cesados el subdirector de Seguridad, el jefe de turno de Seguridad y el jefe de Área de Seguridad, que estaban laborando en el momento de los hechos.

Ellos están sujetos también a una investigación penal , ante las vejaciones de que fueron víctimas, internos a manos de otros, en uno de los ambulatorios del Centro de Reinserción Social de Apodaca, sin que los ahora exfuncionarios dieran parte a sus superiores, indicó.

La investigación continúa y también tenemos que señalar que las situaciones anómalas que se dieron, tienen que ver con amenazas y presiones del crimen organizado al interior de los centros penitenciarios; amenazaron a algunos servidores públicos y a sus familias , añadió. (Con información de Notimex)