Enrique Ochoa Reza declaró anoche formalmente instalada y en sesión permanente la Comisión Política del Consejo Político Nacional —de la que forma parte el presidente Enrique Peña Nieto—, órgano responsable de conducir el proceso de designación del próximo candidato presidencial del PRI.

En su calidad de presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del tricolor, el michoacano propuso y así fue aprobado a mano alzada, la integración de dicho órgano, así como de la Comisión Nacional de Procesos Internos para el periodo 2017-2020 y de la Comisión Nacional para la Postulación de Candidaturas a senadores y diputados federales propietarios por el principio de mayoría relativa, quienes contenderán en el proceso electoral federal del 2018.

De acuerdo con los estatutos priistas, entre las facultades de la Comisión Política Permanente destaca también aprobar los procedimientos para la postulación de candidaturas que aprueben los Consejos Políticos de las entidades federativas; conocer y acordar las propuestas para concertar convenios de confederación, frentes, coaliciones u otras formas de alianza con partidos afines; y autorizar al CEN a expedir las convocatorias para postular candidatos a cargos federales de elección popular.

La Comisión Nacional de Procesos Internos la preside Rubén Escajeda Jiménez, e integran los siguientes comisionados propietarios:

Pedro Salazar Muciño, Verónica Martínez Espinoza, Alberto Vega Estrada, Claudia Pastor Vadilla, Víctor Manuel Tinoco Rubí, Martha Tamayo Morales, Abraham Güémez Castillo, Virginia Téllez Sánchez, Lorena de la Garza Venecia y María Fernanda Bayardo Salim.

Como integrantes de la Comisión Nacional para la Postulación de Candidaturas rindieron también protesta estatutaria Claudia Ruiz Massieu (presidenta), Carlos Aceves (secretario) y los comisionados Hilda Flores Escalera, Arturo Zamora Jiménez, Lorena Martínez Rodríguez, Ismael Hernández Deras y Paul Ospital Carrera.

En su discurso, Ochoa Reza aseguró que su partido está listo para seleccionar a sus candidatos y competir y vencer el próximo año.

“De aquí en adelante seremos muy vigilados por la sociedad y los organismos electorales. Por eso estamos obligados a llevar a cabo un proceso de selección y postulación de candidatos que sea legítimo, creíble y válido”.