La PGR notificó a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa que en un segundo estudio de la Universidad de Innsbruck no fue posible identificar genéticamente a más de ellos, excepto los normalistas Alexander Mora Venancio y Jhosivani Guerrero de la Cruz, identificados el año pasado por la misma institución.

La PGR anunció que la Universidad de Innsbruck realizará nuevas pruebas genéticas. De esa forma, no se observa en breve una resolución final del caso Iguala, pues además falta que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presente su informe antes del 30 de abril, el cual podría ser severamente crítico a la investigación del gobierno federal.

El viernes pasado, una representación de los padres se reunió en privado con Eber Omar Betanzos, subprocurador de Derechos Humanos, quien encabeza la tercera investigación, además de Carlos Beristáin y Claudia Paz, integrantes del GIEI, entre otros.

En dicha reunión abrieron el sobre cerrado que el pasado martes entregó el Instituto de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck (IMG), en Austria, al subprocurador Betanzos, con resultados referentes a 53 muestras de ropa y cabellos adheridos a la ropa que se encontraron en los autobuses, enviadas al IMG en septiembre del 2015, así como nueve muestras óseas y cabellos, provenientes del basurero de Cocula y dos muestras óseas de la bolsa del Río San Juan, remitidas en diciembre pasado. Las muestras fueron sometidas por el IMG a un análisis de ADN para obtener los perfiles genéticos.

En una comunicación previa con los padres (...) se les informó (...) que no fue posible obtener hasta (...)identificación de perfiles genéticos, en la totalidad de las muestras de los restos óseos, por las técnicas tradicionales de ADN STR Nuclear, ni ADN Mitocondrial .

Sin embargo, la PGR indicó que el Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck aplicará todavía la técnica de Secuenciación Masiva Paralela, cuyos resultados serán recibidos posteriormente.

Luego de conocer el resultado, los padres de los 43 normalistas dijeron que ello es una prueba de que sus hijos siguen vivos y que no fueron incinerados en el basurero de Cocula. Asimismo, insistirán en que se reanude la búsqueda debido a que fue suspendida luego de que se dio a conocer el informe sobre el tercer peritaje en Cocula.