En 30 días más, el Poder Judicial de la Ciudad de México habrá de emitir la primera sentencia condenatoria o absolutoria bajo el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) acusatorio y el Código Penal Federal, al ser emitida la primera medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, por el delito de robo agravado contra una persona de 39 años, ilícito ocurrido e informado por el procurador Rodolfo Fernando Ríos Garza, el pasado 16 de junio.

En tanto, elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), capacitados en defensa personal, técnicas de conducción de internos, revisiones, candado de manos, ascenso y descenso de vehículos, así como en repeler agresiones, realizaron los primeros ocho traslados a las salas de juicios orales, vinculados a cuatro carpetas de investigación, casos que irán aumentando en los próximos días, según la previsión.

Sin embargo, los detenidos y procesados antes de aplicar 100% del nuevo sistema continuarán sujetos al anterior, como es el caso de un sujeto que asesinó con disparos de arma de fuego a un adulto, con quien sostuvo una discusión en octubre del 2015 en la calle de Boito, colonia Ex-Hipódromo de Peralvillo, y a quien privó de la vida mientras huía en una motocicleta.

Debido a esto, el Juzgado 55 de lo Penal del Reclusorio Oriente dictó auto de formal prisión por el delito de homicidio calificado y ordenó la apertura del procedimiento ordinario, que consta en la partida 75/201, la cual es todavía resultado de la conocida averiguación previa donde consta que huyó junto con otro sujeto abordo de una motocicleta Yamaha R15 y fue aprehendido tiempo después en la calle de Granada, colonia Morelos.

Con la nueva modalidad del sistema acusatorio, ahora la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y la Secretaría de Seguridad Pública local se encuentran impedidas para revelar nombres y datos generales de los probables responsables, según lo estipulado en el artículo 11 de la Ley de Protección de Datos Personales para la Ciudad de México.

rtorres@eleconomista.com.mx