El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Germán Martínez Cázares, anunció que el programa IMSS-Bienestar comenzará a absorber parte de los recursos federales que se destinan a los gobiernos de los estados para el Seguro Popular, a fin de brindar atención a la población más desprotegida.

“IMSS-Bienestar recibirá parte de los recursos federalizados del Seguro Popular. IMSS-Bienestar quiere ser aliado de los gobiernos locales. No es contra ellos, ni contra los proveedores del Seguro Popular, es a favor de la gente que necesita más y que ha esperado más”, expresó Martínez Cázares al presentar en Morelia, Michoacán, el Plan Nacional del IMSS 2018-2024.

Germán Martínez dijo que el IMSS ordinario fortalecerá la protección social de quienes cumplen con sus cuotas obrero-patronales; mientras que el IMSS-Bienestar, fondeado con recursos gubernamentales, dará atención médica y medicamentos gratuitos a quienes no cuenten con seguridad social.

“Para eso vamos a reanimar, a dar nueva ánima al programa IMSS-Bienestar que se hará cargo de inmediato de proveer los servicios de salud a los mexicanos más desfavorecidos y brindar servicios de salud y medicamentos gratuitos a toda la población sin seguridad social (...) Lo que queremos es un IMSS incluyente que no humille y no desprecie a nadie. Que reconcilie. Que acerque los servicios de alta especialidad a los más pobres con las Jornadas Médicas Bienestar”, indicó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que los dos temas que más le ocupan en este momento son la reestructura del sistema de salud nacional y el tema de la seguridad pública.

Consideró que un buen sistema de atención primario consiste en que haya buenos centros de salud, unidades médicas en las comunidades, médicos, enfermeras y trabajadores de la salud suficientes, lo mismo que medicamentos gratuitos; y luego tener un segundo nivel de atención hospitalaria de calidad y luego hospitales de especialidades.

“Pero, ¿qué sucede? Que no tenemos un buen sistema de atención primaria. El primer nivel de salud está en el abandono, los centros de salud, las unidades médicas. Nos faltan trabajadores de la salud y no hay medicamentos, porque la corrupción llegó a tanto que se roban hasta el dinero de las medicinas.

“Los políticos se convirtieron en proveedores, venden medicinas. Por eso no hay abasto de medicamentos. Eso era el pasado, ya se acabó esa corrupción. Nadie se va a robar el dinero de las medicinas, se va a acabar la corrupción”, sostuvo.

“Tenemos que garantizar el derecho a la salud, a todos los mexicanos. Todo esto lo tenemos que hacer poco a poco, por eso hablo de dos años”, añadió.